Getty Images

Mundial de baloncesto 2019, España-Australia: Ejercicio de fe para luchar por el oro (95-88)

Mundial de baloncesto 2019, España-Australia: Ejercicio de fe para luchar por el oro (95-88)

El 13/09/2019 a las 09:07Actualizado El 13/09/2019 a las 19:01

España luchará por conseguir el segundo Mundial de su historia tras ganar en las semifinales a Australia (95-88) en la prórroga. Los de Scariolo fueron a remolque desde el segundo cuarto, pero reaccionaron en el tramo final del partido guiados por un gran Marc Gasol (33 puntos) y forzaron el tiempo extra. España jugará la gran final contra el ganador de la otra semifinal: Argentina-Francia.

Ficha técnica:

95 - España (22+10+19+20+15): Ricky Rubio (19), Rudy Fernández (2), Juancho Hernangómez (8), Víctor Claver (9) y Marc Gasol (33) -cinco titular-, Pau Ribas (7), Pierre Oriola (-), Willy Hernangómez (-) y Sergio Llull (17).

88 - Australia (21+16+18+16+9+8): Patty Mills (34), Matthew Dellavedova (6), Joe Ingles (4), Aron Baynes (6) y Jock Landale (3) -quinteto inicial-, Andrew Bogut (12), Mitch Creek (2), Nic Kay (16) y Chris Goulding (5).

Árbitros: Guilherme Locatelli (BRA), Tolga Sahin (ITA) y Omar Bermudez Mariscal (MEX). Sin eliminados.

Incidencias: Primera semifinal del Mundial de China, disputada en el Wukasong Sports Center de Pekín ante unos 9.000 espectadores que llenaron el recinto.

España Australia inicio de partido

España Australia inicio de partidoGetty Images

Tenía que ser de manera épica. No podía meterse de otra manera España en su segunda final de un Mundial. Como ante Argentina en 2006, los hombres de Scariolo nunca perdieron la fe en un encuentro en el que Australia fue mejor durante tres cuartos pero donde nunca supo cerrar el partido. España vio un halo de luz que siempre persiguió fijamente y tras dos prórrogas de infarto supo sufrir para estar de nuevo en la lucha por la medalla de oro.

El encuentro empezó frenético, eléctrico. Con España casi siempre comandando el marcador, los de Scariolo se sentían cómodos de la mano de Ricky y Juancho como brazos anotadores. Delante, una Australia con problemas en defensa y que se mantenía en el marcador gracias al acierto en los tiros de dos. El 11-6 de ventaja del combinado español fue contrarrestado desde el tiro exterior por el equipo oceánico, que se había quitado los nervios iniciales. España supo templar entre la tempestad de la intensidad del encuentro y con un triple marca de la casa de Llull se fue al final del primer periodo por delante (22-21).

Ricky Rubio fue uno de los más destacados del choque para España

Ricky Rubio fue uno de los más destacados del choque para EspañaGetty Images

Muy distinto fue el segundo cuarto. A la selección no le entraba nada en ataque y en cinco minutos apenas fue capaz de anotar una canasta por medio de Ricky. Algo que exprimió la selección australiana que con un Patty Mills muy enchufado fue capaz de abrir brecha y colocarse con ocho puntos de ventaja. Sin embargo, el combinado de Lemanis no aprovechó el cortocircuito español y sólo pudo marcharse al descanso con cinco puntos de diferencia. España frenaba la sangría y se mantenía con vida (32-37).

La película continuaba por los mismos derroteros en el inicio de la segunda parte. Australia, sin hacer un gran despliegue, se aprovechaba de las indecisiones en ataque de los de Scariolo que abusaban del lanzamiento exterior y perdían demasiados balones. Australia sin hacer demasiado ruido empezaba a tener ventajas considerables, incluso de dos dígitos. El banquillo español no reaccionaba, pero fue sentarse Mills y los de Lemanis comenzaron a tener muchas dificultades. Algo que aprovechó la selección española para volver a meterse en el encuentro (51-55).

Llull celebra un triple en el España - Australia

Llull celebra un triple en el España - AustraliaGetty Images

A todo o nada el último cuarto. Y España sabía que tenía que remar para estar en la final. Fue entonces cuando apareció Marc Gasol, que con siete puntos consecutivos puso por delante al equipo de Scariolo. Cuando parecía que España estaba rozando la final con los dedos, una nueva reacción de los oceánicos volvía a equilibrar un choque que ya iba a ser épico. Mills tuvo tiro libre para meter en la final a Australia, pero la bola se salió de dentro y la prórroga ya era una realidad innegociable (71-71).

Pese a salir con la inercia positiva de venir remontando, España cedió en los últimos compases de la prórroga y tuvo que ser Marc Gasol el que con dos tiros libres forzará el segundo tiempo extra (80-80). Una locura de partido que en la segunda prórroga si se iba a decantar de manera definitiva para la selección española. Dos triples consecutivos de Llull pusieron en jaque a una Australia que ya no tenía fuerzas para darle la vuelta (95-88). Triunfo épico con un Marc Gasol superlativo y un bloque español sensacional que otra vez vuelve a soñar con llevarse el oro. Francia o Argentina será el último escollo. Historia del baloncesto español.

0
0