Getty Images

Copa del Rey 2019: El torneo de la adrenalina que quiere romper otra previsible final Madrid-Barça

Copa del Rey 2019: El torneo de la adrenalina que quiere romper otra previsible final Madrid-Barça
Por Eurosport

El 14/02/2019 a las 12:06Actualizado El 14/02/2019 a las 12:58

Madrid no alberga una Copa del Rey de baloncesto desde 2011, año en que el Barça entrenado por Xavi Pascual se impuso al inconsistente Real Madrid dirigido por Ettore Messina. Desde entonces ha cambiado la hegemonía entre los dos grandes del baloncesto español, aunque ninguno de los dos ha dejado de ganar el torneo más intenso y emocionante de Europa en estas últimas ediciones.

Es muy probable que la Demencia (la emblemática afición del Estudiantes) llegue a cantar en algún momento de esta nueva Copa del Rey de baloncesto eso de “estoy hasta los h… del Barça y del Madrid”. Los colegiales vuelven a este torneo y precisamente se miden a su vecino y eterno rival en el último partido de cuartos de final (viernes 15, 21:30 horas), pero la emoción de esta competición cargada de adrenalina arranca un día antes, concretamente a las 19:00 con el Iberostar Tenerife-Unicaja Málaga, seguido a las 21:30 horas del Barça Lassa-Valencia Basket. El viernes, antes del derbi madrileño, se disputará el Baskonia-Joventut, un clásico que también regresa a la Copa.

El caso es que Baskonia, Unicaja y en menor medida Valencia Basket dado que son el primer rival del Barça son los tres equipos llamados a romper este dominio blanco y azulgrana que se prolonga desde 2009, último año en que ninguno de los dos clubes de fútbol se alzó con el trofeo. Precisamente Tau Cerámica (actual Baskonia) y Unicaja jugaron aquella final que se llevaron los vitorianos.

Ha sido una década de alternancia entre Barça y Madrid, con cuatro copas consecutivas ganadas desde que Pablo Laso llegó al banquillo blanco (2014-2017) y con momentos que han pasado a la historia como las dos prórrogas del partido de cuartos de final en Vitoria 2013, el campo atrás de Sergio Llull contra el Andorra en la edición de 2017 y por supuesto la canasta ganadora del propio Llull en Málaga 2014 que dio el triunfo prácticamente sobre la bocina tras una brillante remontada culé.

Cuando el Barça parecía casi muerto o llegaba en sus peores momentos, siempre ha resurgido con fuerza en esta competición. Y la ha ganado. Vitoria 2013 o sin ir más lejos la del pasado curso ante el Real Madrid en Las Palmas, donde de la mano de Svetislav Pesic los barcelonistas recuperaron la alegría y dominaron la final poniéndose incluso 14 arriba pero no sin sufrimiento ante un equipo blanco que falló un triple que pudo valer la victoria y una más que posible falta de Claver sobre Taylor que no se señaló y que podría haber llevado el partido a la prórroga.

[Horarios y partidos de la Copa del Rey 2019]

Todos los caminos apuntan a un nuevo Clásico en la final, y esta es una temporada en la que el Real Madrid transita sólido en la Euroliga pero flaquea ante rivales más débiles en competición nacional. Además con la baja segura de Trey Thompkins y con un Sergio Llull entre algodones, como en el último mes de competición.

¿Es favorito el Barça? Puede decirse que sí, pese a jugar en cancha madrileña y con mayoría madridista en esa hipotética final el domingo (19:30 horas). Los de Pesic por fin tienen un proyecto sólido, vuelven a codearse con la élite europea y son líderes sobrados en la Liga Endesa. El veterano técnico serbio ha sabido sacar lo mejor de una plantilla compensada y guerrera que sabe a lo que juega, pero tiene el peor rival posible en cuartos.

Más allá de cómo llegan los grandes, esta Copa del Rey que regresa a Madrid volverá a ver a dos históricos como Estudiantes y Joventut, notará la ausencia de un habitual de os últimos años como el Gran Canaria y calibrará el nivel de un Unicaja que siempre es respondón ante los grandes. Precisamente, Baskonia (quien se mediría a Real Madrid en la segunda semifinal del viernes a las 21:30) llega tras perder contra en Liga contra los blancos, pendiente de refuerzos para Velimir Perasovic y con la impresión de que en esa hipotética semi contra el Real Madrid sabría aprovechar el cansancio que acumulan los blancos.

Cuatro días de adrenalina por delante y por supuesto del mejor baloncesto de Europa. Y hay que decirlo así, porque otros países han adoptado este formato de competición abierto a la emoción y a la sorpresa, aunque pinte al enésimo Madrid-Barça.

0
0