EFE

Euroliga, Barcelona-Darussafaka: Año nuevo, vida nueva (97-65)

Euroliga, Barcelona-Darussafaka: Año nuevo, vida nueva (97-65)
Por Eurosport

El 04/01/2019 a las 22:50Actualizado El 04/01/2019 a las 23:18

El Barcelona no quiso el menor susto en casa ante el Darussafaka turco, colista en Euroliga, al que venció con autoridad (97-65) para arrancar el año con una victoria que mantiene a los azulgrana en puestos de playoff con 9 victorias y 7 derrotas en las 16 jornadas disputadas. El encuentro no tuvo más historia que el dominio local en el que destacaron los 18 puntos de Heurtel y los 12 de Seraphin.

LA FICHA DEL PARTIDO:

97 - Barça Lassa (29+25+19+24): Heurtel (18), Hanga (6), Blazic (10), Singleton (10), Tomic (9) -cinco inicial- Seraphin (12), Pangos (6), Ribas (2), Smits (5), Oriola (2), Kuric (8) y Claver (9).

65 - Darussafaka (16+11+18+20): Douglas (23), Diebler (6), Peiners (-), Evans (4), Eric (4) -cinco inicial-, McCallum (-), Ozmizrak (7), Baygul (7), Kidd (9), Ozdemiroglu (3) y Savas (2).

Árbitros: Elias Koromilas (Grecia), Tomislav Hordov (Croacia) y Mehdi Difallah (Francia). Sin eliminados.

Incidencias: partido de la decimosexta jornada de la Euroliga disputado en el Palau Blaugrana ante 6.008 espectadores.

La versión más coral del Barça Lassa pasó por encima del Darussafaka turco (97-65), colista de la Euroliga, en el Palau Blaugrana, donde el equipo entrenado por Svetislav Pesic, intenso en defensa y muy superior en el rebote, sumó la tercera victoria consecutiva en la competición continental.

El equipo azulgrana solventó en el primer tiempo (54-27) un encuentro sin demasiada historia que le permite afianzarse en las posiciones de 'play-off'.

Infranqueables en el rebote (43 en total) y con cifras positivas en las generación de juego (20 asistencias), el Barcelona, con Thomas Heurtel (18 puntos y 26 de valoración) como principal referencia ofensiva, dejó sin opciones a un rival indolente en el que solo Toney Douglas dio la cara en ataque (23 puntos).

Sin la tensión de un final ajustado, Pesic aprovechó el último cuarto para que la segunda unidad cogiera ritmo y confianza. Sus jugadores respondieron con un parcial de 11-2 con el que el Barcelona conseguía una máxima ventaja de 37 puntos (84-47, min.33).

Tras este último fogonazo, sus jugadores bajaron la intensidad y el Darussafaka encadenó un parcial de 0-11, que Pangos y Kuric frenaron con dos triples.

El encuentro acabó con un intercambio de canastas y una pérdida de balón en la última posesión que dejó al Barcelona sin la posibilidad de llegar a los 100 puntos.

0
0