EFE

Euroliga, Barcelona-Zalgiris: Sufriendo pero quintos (78-72)

Euroliga, Barcelona-Zalgiris: Sufriendo pero quintos (78-72)
Por Eurosport

El 07/02/2019 a las 23:02Actualizado El 07/02/2019 a las 23:20

El Barcelona supo reaccionar en el último cuarto para derrotar (78-72) a un combativo Zalgiris y mantener la quinta plaza en la Euroliga de baloncesto con trece victorias en veintidós jornadas. Hasta cinco jugadores azulgrana anotaron en doble dígito (Hanga, 14; Seraphin, 12; Tomic, 11; Heurtel, 10; Oriola, 10) mientras que el escolta Arturas Milaknis, con 17 puntos, lideró la anotación lituana.

LA FICHA DEL PARTIDO:

78 - Barça Lassa (23+22+15+18): Pangos (5), Kuric (6), Claver (2), Singleton (6), Tomic (11) -cinco inicial-, Seraphin (12), Blazic (2), Hanga (14), Heurtel (10) y Oriola (10)

72 - Zalgiris Kaunas (20+18+24+10): Wolters (15), Grigonis (2), Milaknis (17), White (10), Kavaliauskas (4) -cinco inicial-, Thompson (-), Walkup (4), Westermann (-), Jankunas (4), Davies (8) y Ulanovas (8).

Árbitros: Sasa Pukl, Elias Kormilas y Milos Koljensic. Eliminados: Davies (min.40).

Incidencias: partido de la jornada 22 de la Euroliga disputado en el Palau Blaugrana ante 5.416 espectadores.

Liderados por el orgullo de Adam Hanga (14 puntos) y Pierre Oriola en defensa, el equipo azulgrana echó el cerrojo en el tramo final (18-10) para sumar un triunfo clave en sus ambiciosas aspiraciones. Acogió el Palau Blaugrana un partido trepidante con un gran ambiente debido, en parte, a la numerosa presencia de aficionados lituanos. Quizá por ello, el Zalgiris empezó más concentrado y en los primeros tres minutos firmó un parcial de 4-9. Movían rápido el balón los pupilos de Jasikevicius que encontraron en Wolters, autor de 15 puntos, su principal timón y en White su referencia ofensiva.

Despertó el Barcelona y lo hizo aprovechándose de su superioridad física en la zona. Tomic, autor de nueve puntos en el primer cuarto, imponía su ley bajo los aros, mientras que Pangos y Singleton sumaban desde la línea de 6,75 metros. Daba la vuelta al marcador el equipo local (12-9, min.5) controlando el rebote, una de sus mejores armas, forzando dos faltas a Brandon Davies, principal referencia en la pintura del Zalgiris, y Seraphin relevando a Tomic en la pintura para dejar el 23-20 al término de los primeros diez minutos.

Pese a su inferioridad física, el Zalgiris dio mucha guerra. Jasikevicius explotó la movilidad de Ulanovas y Jankunas en ataque para evitar que el Barcelona, muy superior bajo los aros, no acabara de gozar de una renta más cómoda (34-34, min.16). Volvió a entrar Tomic y el Barça encadenó un pequeño parcial de 6-0 que le permitió acercarse a los diez puntos de ventaja (45-36) que Jankunas redujo finalmente a siete tras los primeros 20 minutos (45-38).

Tras el descanso, el partido enloqueció. Pese al triple inicial de Kuric con el que el Barcelona situaba el 48-38 (min.22), el equipo azulgrana se encontró a un Zalgiris más intenso en defensa y, especialmente, más atento cerrando el rebote. Se multiplicaban las pérdidas de balón de los azulgrana, mientras bajaban las prestaciones ofensivas de Tomic en la zona. A ello se sumó el acierto desde la línea de 6,75 metros de Arturas Milaknis, autor de tres triples determinantes en el tercer cuarto con los que su equipo igualaba el partido a 56 puntos (min.27).

El Barcelona, sin ideas, se mantuvo a flote gracias a los tiros libres y a un triple de Heurtel. La herida pudo ser mayor, pero el Zalgiris no aprovechó sus lanzamientos y cerró el tercer cuarto con una mínima ventaja (60-62) culminando un parcial de 15-24. En el último periodo el Barcelona demostró estar en un momento dulce, especialmente en la faceta psicológica. Pesic se encomendó a la defensa para desquiciar a los lituanos. Con Oriola y Hanga liderando atrás, los triples de los lituanos ya no entraban y el equipo local volvía a hacerse, poco a poco, con las riendas del partido (69-64, min.35).

Seraphin mandaba en la zona y Hanga se imponía en defensa. El alero húngaro sería clave para cerrar el encuentro. A falta de un minuto y 50 segundos evitó el mate de Davies con un tapón brillante y, 40 segundos después, encarriló la victoria tras robar el balón y luchar hasta el final para sumar dos puntos que serían decisivos (75-68).

En el último minuto, Jasikevicius llevó el partido a los tiros libres y el Barcelona no falló. La clasificación de los catalanes para los 'playoff' está cada vez más cerca.

0
0