EFE

Liga ACB (Final), Real Madrid-Baskonia: Presentando credenciales al título (90-94, serie 0-1)

Liga ACB (Final), Real Madrid-Baskonia: Presentando credenciales al título (90-94, serie 0-1)
Por Eurosport

El 13/06/2018 a las 23:03Actualizado El 13/06/2018 a las 23:23

El Baskonia da la sorpresa al imponerse a domicilio al Real Madrid (90-94) en el primer duelo de la final por el título ACB que se disputa el mejor de cinco partidos. El equipo de Pedro Martínez tomó el mando con un fantástico tercer cuarto (19-28) que obligó a remontar al equipo blanco. Baskonia adquiere así ventaja en la final (0-1), que verá el viernes el segundo partido en el mismo escenario.

LA FICHA DEL PARTIDO:

90 - Real Madrid (17+22+19+32): Causeur (5), Doncic (12), Campazzo (4), Tavares (12) y Taylor (3) -equipo inicial-, Randolph, Reyes (4), Carroll (20), Rudy (8), Llull (14), Thompkins (4) y Ayón (4).

94 - Kirolbet Baskonia (19+20+28+27): Vildoza (16), Timma (12), Janning (9), Poirier (13) y Shengelia (12) -equipo inicial-, Voigtmann (11), Huertas (7), Beaubois (11), Diop (3), Granger y Garino.

Árbitros: Emilio Pérez, Antonio Conde y Carlos Peruga. Rudy Fernández fue eliminado por cinco personales (min.40).

Incidencias: Primer partido del playoff final de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid ante 11.067 espectadores. Felipe Reyes recibió, de manos de Clifford Luyk, una camiseta enmarcada con el número 757 el número de partidos con el que ha batido el récord de encuentros jugados en la ACB.

Con una soberbia puesta en escena de Baskonia, el Madrid no daba con la tecla para dominar el tempo del partido, hasta que un par de triples de Jaycee Carroll y el trabajo en los minutos finales del capitán Felipe Reyes fueron fundamentales para llegar al descanso con la igualada a 39 en el marcador.

Vincent Poirier y Marcelinho Huertas fueron los más acertados de cara al aro en el conjunto vasco, mientras que en el cuadro local la anotación estuvo muy repartida. Dos triples lejanos de Johannes Voigtmann marcaron las diferencia en los primeros minutos del tercer cuarto, 43-49 (min.22.45), en los que la clase de Luka Doncic comenzó a dar sus primeros destellos. Y fue otro triple, de Fabien Causeur, el que devolvió la ventaja al Madrid, 50-49 (min.25).

Los dos equipos, ya en modo playoff total, apuraban las opciones en cada jugada, al tiempo que la presión desde las gradas iba descendiendo hacia el parqué. Real Madrid y Baskonia intercambiaron canastas y ventajas por la mínima apurando el tercer cuarto hasta que Rodrigue Beaubois con dos grandes transiciones volvió a dar ventaja a los vascos, 58-64 a falta de 40 segundos, y 58-67 tras un triple de Janning al final.

El 5 de 8 en triples del tercer cuarto de los baskonistas hizo daño a un Madrid falto de ideas y de contundencia en sus acciones. El Madrid comenzó el cuarto de la verdad contra las cuerdas, con 9 puntos de desventaja y no muy buenas sensaciones en cuanto a fluidez del juego en ataque y de solidez en defensa. Un triple de Carroll fue el mejor inicio posible y dos puntos de Rudy Fernández, 5-0 de inicio, hizo que la situación fuera más llevadera, 63-67 (min.31).

El Madrid no acababa de cuajar en el partido. Faltaba el triple importante de Sergio Llull, entre otras muchas cosas, y llegó en el minuto 34, para subir un 70-72 en el marcador. El base menorquín abrió la espita de la garra, del pundonor, del trabajo, del esfuerzo y del sufrimiento, porque el equipo vitoriano siguió dominando, 70-74 (min.35). Otro triple de Carroll y la réplica de Luca Vildoza añadieron más salsa a un partido sin dueño, 76-77 a falta de tres minutos y medio.

Jeffery Taylor con un nuevo triple puso al Madrid a los mandos del partido, 81-79, y desató el ánimo de una grada que aumentó los decibelios en la animación, como nunca a lo largo de la temporada. Con empate a 82 y dos minutos por delante, Laso comenzó con los cambios de balonmano con Carroll en ataque y Taylor en defensa.

El marcador registró un 84-86 y 48 segundos por delante cuando Gustavo Ayón falló dos tiros libres que, unidos a los dos que si anotó a continuación Tornike Shengelia, puso un 84-88 a falta de 23.5 segundos. El Madrid lo intentó, triple imposible de Llull de por medio, pero no fue suficiente, perdió el partido por 90-94 y de paso el factor cancha. El Baskonia se quitó la piel de cordero.

0
0