Opinion
Baloncesto
Liga Endesa

Por qué es bueno para el baloncesto que no siempre ganen Barça o Madrid

Compartir con
Copiar
Compartir este artículo

Mirotic, desolado tras perder la final de la ACB

Fuente de la imagen: EFE

PorAdrián G. Roca
01/07/2020 A las 10:24 | Actualizado 01/07/2020 A las 12:04
@adriangroca

La comparación entre fútbol y baloncesto es inevitable porque son dos secciones de clubes futbolísticos quienes dominan con mucha holgura este deporte en España. La liga ganada por Baskonia en esta Fase Final Excepcional de la Liga ACB no sólo plantea un debate interesante para romper ese dominio de blancos y azulgranas, sino que hace vislumbrar la esperanza de tener una competición mejor.

En baloncesto -sólo en España- es inevitable irse al fútbol. Como el Deportivo de La Coruña en 2000, el Valencia de Rafa Benítez o el Atlético de Madrid en 2014, el baloncesto español también ha visto como en contadísimas excepciones equipos como Unicaja, Valencia Basket en 2017 y Baskonia en 2010 y en este formato exprés en 2020 son capaces de romper, muy de cuando en cuando, el dominio de Real Madrid y FC Barcelona.

Fue a mitad de febrero justo antes de la pandemia, pero con el Barça eliminado a las primeras de cambio, el Real Madrid se paseó en la Copa del Rey ganando de forma aplastante sus tres partidos para ser campeón. Todo el mérito para el bloque de Pablo Laso, pero haciendo una segunda lectura, nada bueno para la salud del baloncesto español de clubes, ya que si las diferencias presupuestarias son abismales en los despachos, plasmado en la cancha aún son más enormes y, en este caso a diferencia del fútbol, el baloncesto es un deporte que admite menos sorpresas, o sea, que el mejor tiene todas las de ganar casi siempre.

Liga Endesa

La misión de Jasikevicius como entrenador del Barça que nació en su amargo 'last dance' azulgrana

02/07/2020 A LAS 18:34

La humillante eliminación del Real Madrid en esta liga a puerta cerrada y el hecho de que el Barça no haya sido capaz de traducir a títulos la inversión más grande de toda Europa, sin duda da lugar a exhaustivos análisis sobre en qué ha fallado cada uno o si ambos necesitan renovar o al menos retocar sus respectivos proyectos millonarios.

Pero la victoria de Baskonia, seguramente muy poco probable si la competición hubiera transcurrido sin parón por coronavirus y con total normalidad con su formato de playoffs y final a cinco partidos, tiene que abrir los ojos de muchos aficionados al baloncesto y al deporte así como a los dirigentes de esta competición. A veces es bueno que no ganen los de siempre, ya que la Liga ACB y su formato de Copa del Rey quedaron muy en entredicho por el escándalo arbitral de la final de 2019 y esa superioridad aplastante del Real Madrid en Málaga. Esa bipolarización Madrid-Barça que sufría el fútbol hasta el oasis de Simeone en 2014 también se estaba viviendo en las canastas y el baloncesto estaba más cerca, dicho esto con todo el respeto del mundo, del balonmano nacional con uno o dos equipos paseándose sin dar ninguna opción al resto que del balompié.

En canchas como Valencia, Vitoria o Málaga y en cada fase final de la Copa del Rey, las aficiones cantan el célebre “¡estoy hasta los h… del Barça y del Madrid!” y ese hartazgo es su problema y no de madridistas ni culés, pero que no siempre gane el equipo que gasta más o es más seguido a nivel nacional o ver que proyectos como Burgos, Andorra o Tenerife apuestan con recursos mucho más escasos por seguir creciendo y aumentar la competitividad es sinónimo de éxito, igual que el resurgir de históricos como el Joventut. Muy bueno para el aficionado y mucho mejor para el baloncesto.

Real Madrid y Barça seguirán fichando estrellas y teniendo dos de los presupuestos más altos de Europa, pero a ver si esta fase excepcional y esta merecida liga también excepcional que ha ganado Baskonia se traduce en una nueva normalidad con jugadores europeos que no tienen sitio fijo en la NBA volviendo a España y viceversa, que no se resistan a irse a probar esa lotería que puede truncar sus carreras. Así como en mejores salarios, patrocinadores y apoyos más potentes y más atención mediática por parte del consumidor de deporte en general, no sólo 'de nicho'. Y si a medio plazo la Liga ACB es cada vez menos desigual y más competitiva, será mejor para todos. La primera piedra ya está puesta.

Liga Endesa

Pesic deja de ser entrenador del Barça 24 horas después de caer en la final

01/07/2020 A LAS 18:23
Liga Endesa

📺🏀VÍDEO: El Baskonia se lleva la ACB y deja en blanco el año del Barcelona de Mirotic

30/06/2020 A LAS 20:49
Temas relacionados
BaloncestoLiga Endesa
Compartir con
Copiar
Compartir este artículo