EFE

Liga ACB, Real Madrid-Unicaja: Nadie los frena (82-71)

Liga ACB, Real Madrid-Unicaja: Nadie los frena (82-71)
Por EFE

El 10/11/2019 a las 20:29Actualizado El 10/11/2019 a las 20:40

El Real Madrid continuó con su marcha impoluta en la Liga Endesa al imponerse al Unicaja por 82-71 con una actuación coral en la que destacó la eficacia de Walter Tavares en la pintura con 10 puntos y 10 rebotes para sumar 24 de valoración y los 13 puntos de Sergio Llull. En el Unicaja destacó Suárez con 16 puntos ante su exequipo, pero no fueron suficientes para evitar la séptima victoria blanca.

El Real Madrid sumó su octavo triunfo liguero consecutivo ante un desangelado Unicaja que jugó a tirones y apenas tuvo opciones ante a un rival, superior de principio a fin, que pudo reservar a sus jugadores de cara a la batalla del jueves frente al Barça en Euroliga (82-71). Con Tavares dominando bajo aros y Deck como estilete, el Real Madrid tomó el mando del partido desde el salto inicial y controló con solvencia un primer cuarto en el que el internacional argentino, con diez puntos y cuatro rebotes, se bastó para mantener a raya a su rival. Con una marcha menos, el Unicaja pagó caro su frío arranque. Sin ideas en ataque ni solidez atrás, llegó a ir diez puntos abajo que se quedaron en ocho al final de unos diez primeros minutos de claro dominio local (21-13, min 10).

En la reanudación, dos triples iniciales de Suárez metieron a los andaluces en el partido, aunque a ambos replicó de inmediato Randolph desde la misma posición. Con el paso de los minutos, el choque se igualó gracias a la mejora defensiva de los hombres de Luis Casimiro y los puntos de Gerun. En el ecuador del segundo acto, Unicaja confirmó su despertar y llegó a ponerse a tres puntos. La alegría le duró poco porque un triple de Fernández y otros dos de Carroll en menos de un minuto devolvieron un cómodo colchón a un Real Madrid que, aunque dominaba con solvencia, no terminaba de romper el partido.

Al descanso se llego con el choque encarrilado para los blancos (46-37) y mucho que mejorar en el equipo cajista si quería poner en aprietos al líder de la competición, que le doblaba en valoración (60-31) y al que le bastaba su acierto desde el perímetro (8/14, un 57 por ciento) para dominar sin sobresaltos. Un 7-0 de salida agravó la situación para los malagueños, que continuaban apáticos y, casi sin darse cuenta, se vieron 16 abajo después de dos minutos de sequía en ataque y con tan solo cinco puntos anotados en más de seis minutos del tercer cuarto.

Enfrente, el Real Madrid jugaba con la comodidad que le daba el marcador. Un triple de Causeur encarriló antes de lo previsto el triunfo y obligó a Luis Casimiro a pedir tiempo muerto ante la falta de ideas de sus jugadores, que no funcionaban atrás y sufrían para sumar puntos en cada ataque (60-42, min 26). La medida tuvo su efecto y la mejora en su equipo se tradujo en un parcial de 2-9 que le permitió llegar con vida a los diez últimos minutos. Los puntos llegaban con cuentagotas en ambas canastas y, aunque los andaluces siguieron con vida durante varios minutos, los tapones de Tavares y cinco puntos seguidos de Llull evitaban sustos mayores en el WiZink Center (68-57, min 35).

Hasta ahí llegaron las fuerzas de un Unicaja en el que Adams y Suárez lo intentaban todo y sobresalían por su lucha y su entrega, lo que no bastó para incomodar al líder de la ACB, que ya tiene la mente puesta en su próxima batalla, el jueves ante el Barça en Euroliga.

0
0