Cercanía personal. Un verdadero grupo, con un momento delicado con Heurtel como 'líder'. Una barbacoa de conjuras a mediados de abril, plena de sinceridad. Cuando más apretaba el sol. Cuando el equipo parecía incapaz de ganar un solo partido más. Y, por supuesto, un saber sobreponerse a tantas lesiones graves y al susto final del gran líder, Pablo Laso. La gestión de Chus Mateo, ejemplar, confirma una manera de liderazgo basada en rodearse de talento y de buena gente. Los mediocres prefieren rodearse de gente que no le hagan sombra. Laso apuesta por el talento, su mente sigue creando como cuando jugaba de base.
Cercanía física. Al aro, al cielo. En unos tiempos en los que el señor Stephen Curry y sus Warriors se han sentado a la mesa de los mejores equipos de la historia poniendo distancia al aro, el Real Madrid ha vuelto al baloncesto europeo de la vieja escuela. De dos en dos también se pueden ganar partidos y campeonatos. 171 lanzamientos de dos en la serie final (87/171, 50.8%) frente a los 86 triples lanzados (25/86, 29%). La cercanía al cielo lleva el tatuaje eterno de Edy Tavares, que ha dominado la final con una autoridad no recordada desde los tiempos de Arvidas Sabonis. El triunfo del hombre grande, de la modestia, de la eterna sonrisa. Tavares y su tapón sobre Mirotic selló el pasaporte hacia la gloria.

Edy Tavares (Real Madrid) y Brandon Davies (Barcelona)

Fuente de la imagen: EFE

Liga Endesa
El Real Madrid anuncia el regreso de Sergio Rodríguez por una temporada
18/07/2022 A LAS 10:19
Cercanía ambiental. La comunión equipo–afición. La era Pablo Laso está presidida por esa circunstancia. Y van pasando jugadores. Y van transcurriendo las temporadas. Y la química permanece inalterada, como impregnada al escudo. Desde Bonofiglio hasta los Bersekeers, pasando por el amigo 'mazao' que chupa tanta cámara como los propios jugadores. Se vive el baloncesto a tope. No siempre fue así, ahí está la historia no tan lejana para recordar el invierno siberiano que la institución tuvo que sufrir durante mucho tiempo.
Cercanía a la lógica. Sin bases, con un solo cuatro sano ¿Qué tengo?, pensaría el cuerpo técnico. Una plantilla físicamente poderosa, un pívot diferencial, jugadores expertos, solidarios, sin grandes egos… ¿Se puede jugar con un 3 de base? ¿Se puede jugar con un 3-3-3-4-5 sin un tirador? ¿Incluso con un 3-2-3-3-5? ¡Se puede! El baloncesto es ajedrez, siempre tienes tus opciones, solo hay que saber aguardar el momento para aprovecharlas.
Cercanía a la historia. Sí. Estamos, creo, ante una de las más hermosas lecciones de baloncesto de los últimos tiempos. Un saber sufrir y trabajar ejemplar. Un dechado de virtudes de un equipo coral que empieza con un base (Laso, Mateo, cuerpo técnico) y termina en un pivot de leyenda (Tavares).
Liga Endesa
🚨🏀 El Real Madrid vence al Barcelona (81-74) y conquista la Liga ACB
19/06/2022 A LAS 17:56
Liga Endesa
La increíble acción de Sergio Llull que levantó a todo el Wizink Center
19/06/2022 A LAS 16:54