No existe hasta la fecha mucha relación entre España y Kosovo en lo que ha deporte se refiere. El de este miércoles en La Cartuja será el primer enfrentamiento en fútbol y esta región carece de futbolistas que hayan jugado en nuestro país. Aunque, si echamos un vistazo al mundo de la canasta, nos encontramos con el curioso caso de Justin Doellman, exjugador de la ACB que vistió las camisetas en nuestro país de Manresa, Valencia y Barcelona. Precisamente en su etapa como azulgrana -entre 2014 y 2017- se produjo su nacionalización como jugador kosovar, una decisión rodeada de polémica.
En el verano de 2016, Doellman decidió disputar el preeuropeo con la selección balcánica de Kosovo. El alero estadounidense alegó esta decisión como una manera de ponerse a un "buen nivel de forma" antes del inicio de la temporada aunque, para muchos, no era más que un movimiento destinado a convertirse en jugador comunitario en una época en la que varios jugadores americanos disputaban, con este objetivo, encuentros con selecciones de perfil bajo que les garantizasen un pasaporte que les colocasen en una situación favorable de cara a incorporarse a equipos del viejo continente.
Estoy en un buen nivel de forma. He jugado con Kosovo y ha sido una buena oportunidad para mí. Ahora estoy aquí para afrontar el inicio de la temporada y espero un buen inicio. El objetivo era estar listo para afrontar la temporada. Veremos qué pasa con el pasaporte
NBA
Los Lakers, sin Gasol, dan la campanada en Brooklyn
HACE 7 HORAS
Allí, promedió 17,2 puntos por partido, 4,4 rebotes y 2,2 asistencias y, si bien el presidente de la federación kosovar lo definió como "un regalo de Dios", no ayudó a que su equipo jugase definitivamente el Europeo del verano siguiente.

Justin Doellman (FC Barcelona)

Fuente de la imagen: Getty Images

Sin embargo, esta estratagema no surtió efecto en el caso de Doellman. El Consejo Superior de Deportes no reconoció su pasaporte kosovar, por lo que siguió ocupando plaza de jugador extracomunitario en las competiciones nacionales. El entonces presidente del CSD, Miguel Cardenal, fue tajante con la posibilidad de aceptar ese pasaporte para que Doellman fuese comunitario.
Ese pasaporte en España no tiene validez porque es de un país que no está reconocido por España, por lo que ni ese jugador ni ningún otro podría obtener una licencia asociada a una nacionalidad que España no reconoce
Para el recuerdo, una canasta ganadora en partido de Euroliga nada más y nada menos que en el Palacio de los Deportes ante el Real Madrid. Aquella edición no será especialmente recordada ni por madridistas ni por barcelonistas, ya que ambos cayeron eliminados en cuartos de final.
Tras el verano de 2017, Doellman fichó por Anadolou Efes, equipo en el que apenas jugó un mes con un pobre rendimiento. Volvería a Manresa antes de colgar las botas después de un año en Montenegro, pero tampoco conseguiría continuidad y, unos meses después, abandonaba la entidad manresana alegando problemas físicos.
NBA
Jokic oposita al MVP a ritmo de triple-doble
AYER A LAS 06:47
Euroliga
Barcelona-Bayern: Que veinte años no es nada
AYER A LAS 21:39