Zaragoza, 21 nov (EFE).- Un Casademont Zaragoza que no consigue levantar el vuelo en la ACB tendrá que intentar lograrlo este domingo ante uno de los peores rivales que le podía tocar en suerte en la competición, un F.C. Barcelona que solo ha perdido dos partidos y que es tercero en la clasificación.

Además, el conjunto catalán está lanzado en la Liga de Campeones donde es líder y competición en la que viene de derrotar este pasado viernes al Estrella Roja de Belgrado (76-65).

Baloncesto
España, a clasificarse ante Rumanía o a dudar
EN 36 MINUTOS

El Casademont Zaragoza sigue careciendo de la continuidad necesaria para completar un buen partido y eso le está impidiendo salir de la zona baja de la clasificación.

Le falta la concentración necesaria para aguantar los cuarenta minutos y la mejor prueba son los dos últimos encuentros, donde cayó por la mínima, 102-103, contra el Baxi Manresa y 82-81 frente al Urbas Fuenlabrada.

En el primero una falta bajo canasta a falta de dos segundos para la conclusión le condenó y especialmente desconcertante fue la derrota contra el equipo madrileño, partido en el que llegó a ir ganando por 17 puntos y recibió un parcial de 26-11 en el último cuarto teniendo dos opciones para haber sentenciado que no fue capaz de convertir.

A esa falta de capacidad de concentración se le está uniendo el factor psicológico. El equipo maño lleva solo dos victorias en diez encuentros y eso podría estar empezando a pesar, por el miedo a fallar.

Además, le falta alegría, juega triste. El termómetro del equipo a este respecto es el canadiense Dylan Ennis, un jugador que siempre lleva la sonrisa puesta en los labios y al que esta temporada pocas veces se le ha visto. Si el escolta no deja traslucir su arrolladora personalidad es que algo no va bien.

A pesar de ello al Casademont Zaragoza no queda otra que luchar lo mejor que pueda contra un rival superior, tirar de motivación por tener enfrente a uno de los mejores equipos de Europa y también de orgullo para demostrarse a sí mismo que es capaz de competir como lo hacía la pasada campaña.

Eso sí, necesita defender como pocas veces lo ha hecho este curso porque siendo el segundo equipo que más puntos encaja (890), lo que supone una media de 89, y habiendo recibido en tres ocasiones más de cien puntos, pocas perspectivas se adivinan de victoria si no es capaz de cambiar esa tendencia.

Como suele ocurrir en este tipo de encuentros para tener opciones de victoria es determinante llegar a los últimos minutos cerca de su rival en el marcador y para ello se entiende que el conjunto catalán debe tener un día gris y que al que dirige el argentino Sergio Hernández le salga todo perfecto.

Para este encuentro continúan siendo baja por lesión Javier Justiz, Rasheed Sulaimon y Vit Krejci.

El partido, correspondiente a la duodécima jornada de Liga, se disputará este domingo en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, a partir de las 18.30 horas, con arbitraje de los colegiados Pérez Pizarro, Araña y Fernández.

NBA
Estrictas medidas de seguridad por la covid-19 establecidas por la NBA
HACE 6 HORAS
Baloncesto
95-87. España se duerme ante Israel y aplaza su clasificación
HACE 15 HORAS