Los Dallas Mavericks perdieron en casa ante los Denver Nuggets por 113-117 en un partido dominado por una jugada sucia del base del equipo de Colorado, Jamal Murray, que le valió la expulsión por ser falta flagrante 2, el equivalente de la NBA a la técnica descalificante del baloncesto europeo.
Al final fue otro jugador básico de los Denver Nuggets, el base Jamal Murray, quien casi decide el partido. Aunque no por sus aciertos frente a la cesta de los Mavs, que fueron numerosos, sino por una acción que le costó la expulsión del partido.
A falta de cinco minutos para el final del tercer cuarto, Murray y Tim Hardaway Jr. tuvieron un encontronazo en la zona de los Mavs. Cuando el base de Denver se levantaba, golpeó de un puñetazo los genitales del jugador de Dallas, lo que le supuso esa expulsión instantánea.
NBA
Doncic bate récords en la noche del monumental cabreo de Ricky Rubio
HACE UN DÍA
Los Nuggets no sólo perdieron a su máximo anotador hasta el momento, con 16 puntos, sino que su salida avivó a los de Dallas. En ese momento, los Nuggets dominaban el marcador con un 73-80. La falta supuso dos tiros libres para Hardaway y posesión para Dallas. Antes de que Murray pudiese llegar al vestuario, Dallas había empatado el partido a 80-80.
Cuando el tercer periodo concluyó, los Mavs estaban por delante del marcador con un 94-92 y dispuestos a llevarse el encuentro. Pero con los Nuggets de este año hay que tener cuidado: tienen un equipo joven pero con un gran banquillo, así que cuando una puerta se cierra (Murray), otra se abre, en este caso la del alero Michael Porter Jr. En cualquier caso, la tensión de esa acción de Jamal Murray pesó mucho en el juego de los Mavericks, ya que el partido ‘se calentó’ en exceso y Hardaway Jr. también se descentró en la dirección del equipo.
A la conclusión del partido, los periodistas preguntaron a Tim Hardaway por esta acción y cómo se lo había tomado, pero rechazó hacer declaraciones y levantar más polémica señalando: “Me da igual, hemos perdido”.

Doncic tampoco quiso hablar

El ambiente en el vestuario de los Mavs después de otra dolorosa derrota en un partido que el propio Doncic reconoció que se podía haber ganado, no debe ser buena y nadie estaba dispuesto a hablar sobre lo tratado tras la bocina final.
Preguntado por la Agencia EFE sobre el ambiente en el vestuario y lo que se han dicho los jugadores tras una derrota como la de la noche del lunes, Doncic declaró que "nos decimos cosas pero creo que eso debería estar entre nosotros".
"No debería hablar sobre eso en los medios de comunicación. Creo que se debería quedar entre nosotros", explicó el jugador esloveno que fue una noche más el baluarte del equipo con un nuevo triple-doble y dominó casi todas las categorías del juego.

Un año de la muerte de Kobe Bryant: el legado eterno de un jugador único

Kobe Bryant en el recuerdo: Un año sin la leyenda Laker

NBA
Exhibición de Doncic ante Durant; Gasol, sin minutos ante los Clippers
AYER A LAS 07:25
NBA
Doncic se asocia con Hardaway y Dallas aprieta la lucha en el Oeste
05/05/2021 A LAS 07:33