Ricky Rubio cayó lesionado el pasado 29 de diciembre de gravedad en el encuentro de Navidad que disputaban los Cavaliers frente a los Pelicans. El jugador español vivía hasta el momento una de sus mejores temporadas a nivel individual en la NBA pero la rotura del ligamento cruzado no le ha quitado la sonrisa de la boca a Ricky.
El exjugador del Barcelona concedió una entrevista en La Vanguardia tras pasar por quirófano el pasado 5 de enero y analizó el proceso de su recuperación y el impacto mental que supone un golpe tan duro, regalándonos una nueva lección de vida.
NBA
El mate 'in your face' descomunal de Westbrook en el resurgir de los Lakers y triple-doble de Doncic
HACE 2 HORAS
Pese a llevar 27 puntos, 13 rebotes y nueve asistencias en el momento de la lesión, Ricky afronta su baja como un nuevo reto: "Me duró un día el lamento. Hay que poner las cosas en perspectiva. Recordemos que estamos sufriendo una pandemia. En un principio pensé, ¿por qué a mí? y después dije, se van a cagar, me han dado un año y volveré más fuerte".
Cuando pasas una desgracia puedes hacer dos cosas: preguntarte el porqué, perder el tiempo en lamentos, o buscar soluciones y tirar por el nuevo camino
Como el propio Ricky ha desvelado, le esperan entre "10 y 12 meses" de baja hasta poder volver a las pistas y aprovechará su larga ausencia para estar con su familia y su hijo de dos años: "Se qué la recuperación será una montaña rusa de emociones. Ya lo viví en 2012 y por eso trabajo mucho el aspecto mental, la meditación. Ahora quiero volver a Barcelona para seguir el proceso y que mi hijo se crie con su abuelos y tíos".
Preguntado por la actualidad más reciente, el jugador de los Cavaliers habló sobre el caso Djokovic y aprovechó para mandar un mensaje a los que se niegan a recibir la vacuna, mostrando su total fé en los médicos: "Empezaré diciendo que me he vacunado y así mi posición queda clara. Todo el mundo es libre de no hacerlo pero esto está afectando a nivel global. Tenemos que confiar en hacer lo correcto aunque nos dé miedo. Está muriendo mucha gente. Hay que dar un paso adelante. Me gustaría que todo el mundo se vacunase para que esto termine. Y que la esperanza se imponga sobre las fake news".
Ricky habla desde la experiencia personal, la cual le hizo perder a su madre a causa de un cáncer y desde entonces dirige una fundación que recauda fondos para la prevención y cura de dicha enfermedad, sobre todo en los más jóvenes.
Si preguntan de baloncesto contestaré yo. Si preguntan de vacunas, les preguntaré a ellos. Confianza en los profesionales y en la humanidad
Durante la entrevista, Ricky Rubio, de 31 años, también tuvo tiempo para analizar su futuro: "Me quedan 3,4,5 años en la NBA y se que volveré a mi mejor nivel, pero también me gustaría mucho volver y jugar en España".
Esta afirmación del español viene acompañada por los rumores en los últimos días que sitúan al jugador en un posible intercambio entre equipos NBA pese a la lesión del jugador, el cual ha afirmado que lo concibe como "algo normal" dentro del "negocio" estadounidense, pero que su aventura en la NBA pasará a un segundo plano cuando su hijo crezca, regresando a España.
NBA
Klay Thompson y Andre Iguolada recibirán parte de su salario en bitcoins
HACE 15 HORAS
NBA
Los Jazz suenan mejor que otro triple-doble de Jokic y derrota de los Warriors sin Curry
AYER A LAS 07:03