EFE

Rudy: "Es una oportunidad increíble, no pensábamos que estaríamos aquí"

Rudy: "Es una oportunidad increíble, no pensábamos que estaríamos aquí"
Por EFE

El 12/09/2019 a las 21:07Actualizado

Pekín, 12 sep (EFE).- La posibilidad de que la selección española de baloncesto se clasifique este viernes para la segunda final de un Mundial de su historia, si supera a Australia en semifinales, supone para Rudy Fernández una "oportunidad increíble" que los jugadores nunca pensaron que llegarían a tener en China.

"Llegados a este punto, en ningún momento nos pensábamos que podríamos tener esta oportunidad cuando empezó el torneo y se ha ido demostrando que hemos ido a más y nos hemos sentido confiados en poder seguir haciendo a esta selección todavía más grande" dijo en un encuentro con la prensa en el hotel de concentración de la selección en Pekín.

El alero del Real Madrid recordó que han trabajado "muchísimo" este verano desde que fueron convocados por Sergio Scariolo para poder llegar a este momento. "Y ahora nos tenemos que dejar todo en la pista para, por lo menos, irnos satisfechos del trabajo hecho", añadió.

Apostó por olvidarse del "fuerte" esfuerzo al que se ha sometido en las últimas semanas con "mucho" partidos y viajes "pero llegados a este punto hay que sacar fuerzas de donde no las hay".

"Ojalá pueda repetirlo" respondió al ser preguntado por la medalla de oro que conquistó en el Mundial de 2006 junto a su compañero Marc Gasol. "Se trata de una oportunidad increíble y la suerte que tengo es que he vivido ese Mundial y lo he podido ganar hace muchísimos años", apuntó.

Pidió olvidarse de los equipos que se han quedado fuera, en referencia a Estados Unidos y Serbia, "porque los que están (Francia España, Australia y Argentina) han demostrado estar entre los cuatro mejores equipos del mundo y eso no lo puede decir cualquiera".

"Estoy convencido de que los doce jugadores españoles estamos preparados para, cuando estemos en la pista, dar el cien por cien". añadió Rudy Fernández, que guarda un "especial" recuerdo del Wukesong Sports Center de Pekín, donde logró su primera medalla olímpica "en un partido que pasará a la historia de los Juegos".

De Australia dijo que ha demostrado ser "un equipo muy bueno" que llega con las cosas muy claras y con jugadores "muy experimentados" en sus diferentes carreras, con muchos de ellos jugando en la NBA.

"Hemos visto vídeos y están jugando a un grandísimo nivel, como han demostrado en sus últimos partidos", destacó el capitán del combinado español, que después de Serbia dijo que la selección oceánica era una de las favoritas a las medallas.

Con miras a los dos próximos compromisos, apostó por "estar callados", hacer su trabajo, seguir con la filosofía de dar "lo máximo" en cada partido y en cada entrenamiento "porque la vida te da este tipo de oportunidades".

"Llegados a este punto, hay que dar lo máximo", reclamó Rudy, que cree que, mientras que España ha tenido un día más de descanso y ha rotado más a su banquillo en el Mundial, los australianos "han tenido una carga de minutos extra" especialmente en sus hombres más importantes.

Entre ellos destacó a quien fuera su compañero en los Portland Trail Blazers Patty Mills, del que dijo que no tiene "nada que ver" con el que él conoció y que ahora atraviesa una "madurez increíble", teniendo un rol "importante" en los San Antonio Spurs y en la selección de su país, en la que "es uno de sus líderes".

0
0