EFE

Un derbi contra la maldición del organizador

Un derbi contra la maldición del organizador
Por EFE

El 14/02/2019 a las 13:39Actualizado

Madrid, 14 feb (EFE).- Real Madrid y Movistar Estudiantes protagonizarán el último de los enfrentamientos de cuartos de final de la Copa del Rey en un derbi más especial que nunca, porque a todos los condicionantes de un choque de máxima rivalidad vecinal se une la maldición del organizador del torneo.

Hace 17 años que el organizador de la Copa no la gana, el último que lo logró fue el Baskonia en 2002. Y los dos equipos madrileños se enfrentan a las primeras de cambio. Así que el que pase tendrá que sumar a su mochila este dato.

El Estudiantes llega con el hecho favorable de haber ganado el derbi liguero disputado esta temporada, 93-88, el pasado 6 de enero en la misma pista en la que se jugará la Copa.

Pero este viernes a las 21.30 horas no habrá historia, ni reciente ni desde hace casi setenta años cuando se produjo el primer derbi, solo dos equipos frente a frente, aquí y ahora en busca de la victoria.

El Madrid parece favorito, por plantilla, resultados y juego, pero también lo era el 6 de enero y perdió.

Además la más que posible baja de Sergio Llull deja al equipo de Pablo Laso sin uno de sus jugadores más importantes, sobre todo en los momentos delicados de un partido.

Estudiantes ha dado un paso adelante, sobre todo desde que ganó al Madrid. Ahora es más directo en su juego, más valiente, más ofensivo. Y trata de que su defensa le permita tener esos balones que después no se anotan en ataque.

El Madrid llega con una carga de partidos, por la Euroliga, mucho mayor que su rival, pero cuando el balón es lanzado al aire por el árbitro, se olvida el cansancio y sólo se piensa en la victoria.

Los colegiales parece que apostarán por un derbi total, al ataque, a la carrera, con un ritmo de juego lo más alto posible. "Tenemos que jugar con mucha energía", dijo Nik Caner-Medley.

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, afirmó que "en el último mes y medio se está viendo al mejor Estudiantes del año" y el capitán madridista Felipe Reyes, el jugador con más experiencia en esta competición, que participará en la que va a ser su vigésima ocasión avisó de que "nadie en el vestuario está crecido ni piensa que va a ser un partido fácil".

El derbi copero determinará quien es el último semifinalista, pero antes habrá que jugar cuarenta minutos sin red y con la maldición del organizador pululando por el ambiente.

0
0