Getty Images

Europeo 2018, España-Noruega: Adiós con una nueva derrota (26-33)

Europeo 2018, España-Noruega: Adiós con una nueva derrota (26-33)
Por EFE

El 12/12/2018 a las 17:36Actualizado El 12/12/2018 a las 17:42

La selección española femenina de balonmano cerró su participación en el Europeo de Francia con una nueva derrota, tras caer este jueves por 26-33 ante Noruega, en un encuentro en el que las de Carlos Viver tan sólo pudieron resistir un tiempo el ritmo de las nórdicas.

Ficha del partido

26 - España: Castellanos; Carmen Martín (2), Mireya González (3), Cesáreo (1), Ainhoa Hernández (3), Alicia Fernández (2) y Sole López (5, 3p) -equipo inicial- Navarro (ps), Arderius (-), Paula García (-), Pena (2), Ana Isabel Martínez (3), Almudena Rodríguez (3), Gil de la Vega (-) y Valdivia (2, 1p)

33 - Noruega: Silje Solberg; Aune (4), Kristiansen (2), Oftedal (8), Reistad (2), Herrem (5) y Loke (3) -equipo inicial- Lunde (ps), Arntzen (3), Waade (-), Brattset (1), Sulland (1p), Sanna Solberg (1), Tomac (-), Jacobsen (2) y Ingstad (1)

Marcador cada cinco minutos: 2-4, 7-5, 10-11, 12-12, 14-16 y 17-18 (Descanso) 20-22, 22-26, 22-29, 23-31, 25-33 y 26-33 (Final)

Árbitros: Bonaventura y Bonaventura (FRA). Expulsaron por tres exclusiones a la jugadora de la selección española Ainhoa Hernández (m.56) Además excluyeron por dos minutos a Alicia Fernández y Almudena Rodríguez por España; y a Herrem por Noruega.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada del grupo II de la segunda fase del Europeo de Francia disputado en el Palacio de los Deportes Jean Weille de Nancy.

Crónica

Lastrado por las pérdidas de balón y la irrupción de la portera Katrine Lunde, el conjunto español no pudo repetir en la segunda mitad la excelente imagen que mostró en el primer tiempo.

Tal y como reflejó el ajustado 17-18 con el que se llegó a la conclusión de unos treinta primeros minutos de juego, en los que España volvió a demostrar que es capaz de competir de tu a tú con cualquier rival por muy inaccesible que se antoje de partida.

Ni el interminable palmarés que presentan las nórdicas, ni el 2-4 adverso que figuraba en el marcador apenas transcurridos de cuatro minutos de juego, nada logró intimidar a las de Carlos Viver, que querían despedirse de la competición un buen sabor de boca.

Esta ambición permitió a España, sustentada en una extraordinaria actuación de la portera Merche Castellanos, no sólo igualar la contienda, sino situarse con una ventaja de tres goles en el tanteador (4-7), tras endosar un contundente parcial de 0-5 a las noruegas.

Sin embargo, ante las nórdicas ninguna ventaja nunca es suficiente y menos cuando como en el partido de hoy las de Thorir Hergeirsson necesitan la victoria para seguir vivas en la lucha por acceder a las semifinales.

Como se encargó de recordar la central Stine Oftedal, que demostró el amplio y variado catálogo de lanzamientos que dispone en los seis goles que anotó en la primera parte.

Oftedal, elegida mejor jugadora del último Mundial, no es sólo una excelente cañonera, sino que también posee una formidable visión de juego.

Esta circunstancia le permitió aprovechar las continuas salidas de las defensoras para evitar los lanzamientos de Veronika Kristiansen paras asistir una y otra vez a la extremo derecho Malin Aune.

Pero ni los continuos goles de Oftedal y Aune hicieron claudicar al equipo español, que respondió con desparpajo a cada gol del conjunto noruego.

Una faceta goleadora a la que contribuyeron prácticamente todas las integrantes de la selección, que no pudo contar este miércoles con Lara González, incluida la debutante Eli Cesáreo.

Muestra del desparpajo del equipo español que por momentos se vio capaz de tumbar al gigante nórdico, pese al gol de desventaja (17-18) con el que llegaron las de Carlos Viver al descanso.

Sueño del que se encargó de despertar a las "guerreras" la portera noruega Katrine Lunde, que con sus continuas paradas se encargó de poner en marcha el voraz contraataque del equipo noruego.

Todo un problema para el equipo español, que vio cómo las nórdicas castigaban cada mínimo error con una veloz contra, que permitió a Noruega romper definitivamente el marcador (22-30).

España apenas pudo maquillar esta desventaja en unos quince minutos finales en los que las "guerreras" volvieron a dejar claro que, ocurra lo que ocurra en el tanteador, nunca pierden su carácter combativo.

Un argumento al que deberá aferrarse un equipo en pleno proceso de construcción como el español, que pese a los resultados y la duodécima plaza final que ocupó dejó más argumentos para la esperanza que para un sombrío futuro.

Todo el planeta de Eurosport en tus redes sociales ¡Síguenos!

0
0