EFE

Mundial de balonmano, España-Egipto: Directos al preolímpico (36-31)

Mundial de balonmano, España-Egipto: Directos al preolímpico (36-31)
Por Eurosport

El 26/01/2019 a las 18:57Actualizado El 26/01/2019 a las 19:41

La selección española de balonmano cierra su participación en el Mundial con una victoria (36-31) ante Egipto que asegura a los "Hispanos" la clasificación para los torneos preolímpicos. Los hombres de Jordi Ribera tendrán así ocasión de luchar por un billete para Tokio 2020 además de hacerlo en el Campeonato de Europa que se celebrará en enero del próximo año en Austria, Noruega y Suecia.

LA FICHA DEL PARTIDO:

36 - España: Pérez de Vargas; Solé (7, 2p), Gurbindo (-), Gedeón Guardiola (-), Morros (-), Cañellas (9) y Ángel Fernández (1) -equipo inicial- Corrales (ps), Raúl Entrerríos (5), Alex Dujshebaev (1), Aginagalde (-), Aleix Gómez (4), Ariño (3), Goñi (2) y Figueras (4)

31 - Egipto: Eltayar; Sanad (2), Elahmar (7, 3p), Abdou (-), Eissa (3), Abdelrahim (1) y Shebib (6) -equipo inicial- Hendawy (ps), Omar (3, 1p), Khairy (-), Hagag (2), Elmasry (1), Nawar (-), Elwakil (3), Elderaa (1) y Zeinelabedin (2)

Parciales: 3-2, 6-5, 10-10, 13-12, 14-14 y 17-18 (Descanso) 20-21, 25-22, 28-24, 31-28, 35-28 y 36-31 (Final)

Árbitros: Gjending y Hansen (DEN). Expulsaron con tarjeta roja directa al jugador de Egipto Ibrahim Elmasry (m.17). Además excluyeron por dos minutos a Morros y Cañellas (2) por España; y a Eissa, Zeinelabedin y Elwakil por Egipto.

Incidencias: Encuentro por el séptimo puesto del Mundial de Alemania y Dinamarca disputado en el Jyske Bank Boxen de Herning (Dinamarca) ante unos 5.000 espectadores.

La selección española de balonmano no falló y se aseguró un puesto en los preolímpicos, tras imponerse este sábado por 36-31 a Egipto, en un encuentro que el conjunto español, atenazado por la presión, no pudo decantar a su favor hasta bien entrada la segunda mitad.

"Para ellos es un premio estar aquí y para nosotros una responsabilidad" , señaló en la previa el técnico español Jordi Ribera, que no pudo explicar mejor el diferente estado de ánimo con el que ambos conjuntos afrontaban el choque.

Y es que si para España no había margen de error, para Egipto concluir con una victoria o una derrota no iba a variar su buen papel en un Mundial, en el que pocos esperaban que los norteafricanos llegaran tan lejos.

Un trabajo defensivo que permitió a España distanciarse, por fin, en un marcador, que reflejaba a los 40 minutos una tranquilizadora renta de cuatro tantos (26-22) para los de Jordi Ribera. Pero ni aún así dejó de defender el equipo español, que no estaba dispuesto a que nada, ni nadie le arrebatase la plaza en los torneos preolímpicos.

Un objetivo con el que pareció especialmente comprometido un espectacular Joan Cañellas, autor de nueve dianas, que encarriló definitivamente el triunfo para el equipo español con un descomunal desde once metros, que puso a España con una renta de cinco tantos (33-28) a ocho minutos para la conclusión. Diferencia que la selección española supo ya manejar con ofició como reflejó el 36-31 final, que vale un puesto en los torneos preolímpicos.

0
0