El Barça Lassa conquista su vigésima Copa del Rey frente al debutante Liberbank Cuenca

El Barça Lassa conquista su vigésima Copa del Rey frente al debutante Liberbank Cuenca
Por Asobal

El 07/04/2019 a las 21:00Actualizado El 08/04/2019 a las 10:01

De nuestro socio Asobal.es

El vigente Campeón de la Copa de S.M. El Rey, el Barça Lassa, defenderá su reinado un año más después de levantar su sexto título copero de forma consecutiva tras imponerse, de forma contundente, en la gran final a un Liberbank Cuenca (34-18) que no pudo seguir el ritmo azulgrana para dar la sorpresa en su estreno en una Fase Final. El conjunto azulgrana suma su 20ª Copa del Rey a sus vitrinas en una temporada en la que acumula pleno de títulos, con la consecución de la Liga ASOBAL, la Supercopa ASOBAL, la Copa ASOBAL, la Supercopa catalana y la SuperGlobe, a la espera de disputar los Cuartos de Final de la EHF Champions League. El equipo conquense está protagonizando una temporada espléndida que le ha llevado a asegurarse, gracias a la Final8 de Copa, su presencia en la próxima edición de la EHF Cup y de la Supercopa ASOBAL.

Liberbank Cuenca demostró el porqué es uno de los equipos más en forma de la Liga ASOBAL firmando una valiente actuación y presentando batalla, ante el vigente Campeón de Copa, hasta que aguantaron las fuerzas.

El conjunto conquense inició su participación en su primera final de Copa con valentía, apoyándose en el lanzamiento exterior de Dutra y Ponciano y en las intervenciones de Leo Maciel para impedir que los azulgranas se alejaran en el marcador. Los pupilos de Xavi Pascual, liderados en el contraataque por Aleix Gómez y en portería por Gonzalo Pérez de Vargas, aprovecharon las exclusiones sufridas por Liberbank Cuenca para imprimirle mayor velocidad al juego y lograr una renta de +4 al descanso (16-12).

En la reanudación, el Barça Lassa protagonizó un parcial de 6-2 que obligó a Lidio Jiménez a solicitar tiempo muerto para recomponer a su equipo y recuperar la línea defensiva del primer acto. Un parcial de 3-0 para los catalanes forzó un nuevo parón del técnico conquense con el objetivo de volver a meter a los suyos en partido, cuando el electrónico reflejaba un 25-14. La velocidad de crucero del Barça Lassa acabó con la gasolina conquense pero no minó los ánimos de una afición conquense entregada a sus héroes y empeñada en seguir soñando con nuevos éxitos deportivos.

0
0