Fue el 10 de abril de 2016 en Malmö. Hasta ahora, la última decepción de los Hispanos en unos Juegos Olímpicos. Concretamente, en el camino hacia los de Río de Janeiro en 2016. Una fecha para olvidar en la que España quedó apeada, cuarenta años después, de una cita olímpica a la que no había faltado desde 1976. Sucedió en un extraño preolímpico en el que el combinado nacional quedó encuadrado con Irán, Eslovenia y Suecia, a jugar en territorio amarillo.
Una batalla durísima con tres equipos muy potentes que apartaba a uno del camino a Brasil. Los Hispanos venían en un gran momento tras cosechar el Mundial de 2013, bronce en el europeo de 2014, un meritorio cuarto puesto en la cita intercontinental de 2015 y una plata de ley en el continental de 2016. Pese a ello, la plaza olímpica se adjudicaba directamente al ganador del último Mundial del ciclo (2015) y europeo (2016). Y la decisión de la IHF de no realizarlo en casa tras los buenos resultados del conjunto español, donde primó la oferta económica, fue la primera piedra en el camino a Brasil.

Balonmano | España-Argentina: Victoria plácida antes de cuartos (36-27)

Juegos Olímpicos Tokio 2020
¡Cumplió con su palabra! Maqueda se corta la coleta tras el bronce
07/08/2021 A LAS 18:32
La fase se presentaba muy competida.. Irán como invitado de lujo en una pelea encarnizada entre España, Eslovenia y Suecia. Los Hispanos no entraron bien, cayendo de forma clara (y a la postre decisiva) 21-24 ante el combinado eslovaco. Suecia, motivada por jugar como local, se llevó la victoria en la segunda jornada por la mínima ante los centroeuropeos. La goleada a Irán fue un trámite antes del día más importante. España necesitaba vencer por tres goles a Suecia, a domicilio.

JUEGOS OLÍMPICOS TOKIO 2020: CALENDARIO Y HORARIOS HOY 2 DE AGOSTO DE 2021 - OPCIONES MEDALLA ESPAÑA

Los de Manolo Cadenas dieron la cara y realizaron un partido muy completo en Malmö, llegando con la ventaja necesaria a los minutos finales. Sin embargo, un penalti de Gedeón Guardiola a falta de cinco segundos sobre Andreas Nilsson acabó con las aspiraciones de los Hispanos. Ekberg transformó el lanzamiento de siete metros y España no tuvo tiempo de reaccionar. Fue el triunfo más cruel y amargo de la historia moderna de la selección masculina de balonmano (23-25).
Una fecha marcada en rojo que sirvió como preludio a los éxitos recientes de los últimos años, de la mano de Jordi Ribera. Dos europeos consecutivos (2018 y 2020), nunca antes logrados por la selección. Uno de ellos, precisamente ante el combinado sueco, en una final para recordar. Y es que contra Suecia empezó todo, el cambio hacia el éxito y la renovación (mínima pero esencial) de los Hispanos. Una evolución que busca su punto álgido en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en el partido clave en el acceso a las medallas. Porque si algo ha demostrado este equipo, es ambición, sacrificio y lucha. Y fuerza para levantarse.

Balonmano I España-Noruega: Victorión sobre la bocina (28-27)

Juegos Olímpicos Tokio 2020
Balonmano | Dujshebaev, un bronce tras el legado de su padre
07/08/2021 A LAS 10:03
Juegos Olímpicos Tokio 2020
¿Lo sabías? Suecia, un durísimo rival que trae dulces recuerdos (06:15)
02/08/2021 A LAS 11:01