EFE

Maeda lo hizo todo bien; Harper vuelve a ser abucheado por seguidores de Fili

Maeda lo hizo todo bien; Harper vuelve a ser abucheado por seguidores de Fili
Por EFE

El 16/05/2019 a las 16:02Actualizado

Houston (EE.UU.), 16 may (EFE).- El abridor japonés Kenta Maeda acaparó los reflectores al lanzar joya desde el montículo y remolcar el triunfo de su equipo en la jornada del béisbol profesional de la Liga Nacional.

También en labor desde el montículo el abridor Zack Greinke sigue dominando a los Piratas de Pittsburgh, pero esa vez termina lesionado.

El guardabosques Bryce Harper, que estampó su firma en un contrato de 330 millones de dólares sigue sin encontrar la bola.

Maeda retiró a 12 bateadores por la vía del ponche y remolcó las dos carreras de los Dodgers de Los Ángeles, que blanquearon 2-0 a los Padres de San Diego.

Los Dodgers pusieron su registro de temporada en 29-16 luego de acreditarse su tercera victoria consecutiva y se mantienen liderando la División Oeste.

Con su victoria los Dodgers tuvieron marca de 7-2 en su estadía en casa, cuatro de ellas fueron blanqueadas.

Desde el montículo, Maeda (5-2) lanzó seis episodios y dos tercios y consiguió la victoria al permitir tres imparables y retirar a 12 bateadores por la vía de ponche.

El lanzador diestro logró ponches de dos dígitos por quinta vez en las mayores, pero terminó a uno para igualar marca en su carrera, que estableció en el 2016, también, contra los Padres.

Mientras que en la ofensiva, en la segunda entrada, Maeda pegó sencillo al jardín derecho y remolcó las únicas dos carreras que se anotaron durante todo el partido.

Maeda se convirtió en el primer lanzador de los Dodgers con dos imparables y dos carreras impulsadas en un juego desde que Zack Greinke lo logró en el 2014.

Los Padres perdieron con el abridor Matt Strahm (1-3) en cinco entradas de trabajo.

Greinke trabajó siete episodios y dos tercios y con el apoyo de tres jonrones llevó a los Diamondbacks de Arizona a conseguir paliza de 11-1 sobre los Piratas de Pittsburgh.

En camino a la victoria, Greinke (6-1) lanzó siete episodios y dos tercios, aceptó cuatro imparables y retiró a cinco por ponche.

El lanzador tuvo que salir del campo de juego debido a dolores en el músculo abdominal, por lo que el equipo lo mandará a practicarse una resonancia magnética el viernes.

Greinke ponchó a cinco, no caminó ninguno y mantuvo su reciente racha ganadora, deja su efectividad en 1.09 en sus últimas seis aperturas, permitiendo cinco carreras en 41 entradas y un tercio.

También aumentó su racha de entradas sin carreras contra los Piratas a 21 episodios y un tercio.

El guardabosques cubano Yasiel Puig conectó sencillo remolcador de la carrera de la victoria en la décima entrada y los Rojos de Cincinnati vencieron 6-5 a los Cachorros de Chicago.

Los Rojos, con su quinto triunfo en los últimos 10 juegos, superaron a los Cachorros, líderes de la División Central.

La victoria se la acreditó el cerrador Amir Garret (3-1) en un tercio de entrada.

El abridor Gio González trabajó cinco episodios y un tercio y dirigió desde lo alto de la lomita a los Cerveceros de Milwaukee, que ganaron 5-2 a los Filis de Filadelfia.

Los Cerveceros consiguieron su séptima victoria en los últimos 10 juegos y derrotaron a los Filis, líderes de la División Este, que tuvieron su cuarta derrota en los últimos partidos.

El guardabosques Bryce Harper estuvo con 1 de 4, un doble al jardín izquierdo, e hizo una captura sólo un día después de que golpeó su rodilla izquierda contra la pared al capturar una bola.

Harper, quien firmó contrato de 330 millones de dólares por 13 temporadas como agente libre, ha perdido el toque de pelota y ha sido ponchado en 57 ocasiones en lo que va de campeonato.

Su doble le rompió racha de 0 de 15, pero aún así recibió abucheos.

El guardabosques dominicano Víctor Robles mandó la pelota a la calle y el abridor Patrick Corbin lanzó ocho episodios para los Nacionales de Washington, que derrotaron 5-1 a los Mets de Nueva York.

La victoria sobre el montículo le correspondió a Corbin (4-1) en ocho episodios.

El abridor Mike Soroka trabajó siete entradas completas, la batería lo apoyó con par de cuadrangulares y los Bravos de Atlanta blanquearon 4-0 a los Cardenales de San Luis.

Soroka (4-1) permitió tres imparables, dio tres pasaportes y ponchó a tres bateadores en ruta a conseguir la victoria.

0
0