EFE

Gallopin le quita el triunfo a Valverde

Gallopin le quita el triunfo a Valverde
Por Eurosport

El 27/07/2013 a las 17:18Actualizado El 27/07/2013 a las 18:52

Tony Gallopin logró el triunfo en la Clásica de San Sebastián al cruzar la meta en solitario por delante de un grupo que encabezó Alejandro Valverde, que fue segundo por delante de Kreuziguer.

El ciclista francés Tony Gallopin (Radioshack Leopard) venció en solitario la 33 edición de la Clásica San Sebastián-San Sebastián. La carrera, de 232 kilómetros, se disputó bajo un fuerte calor pero con ausencia de sol, lo que castigó menos a un pelotón que acumulaba en muchas de sus unidades los esfuerzos del recientemente concluido Tour de Francia.

Como es habitual en esta prueba hubo una larga escapada más o menos consentida que animó la primera mitad del día, al formarse un grupo que comandaron Kaisen, Wackerman y Kricek, quienes superaron en sus mejores momentos los diez minutos de ventaja.

Movistar, no obstante, parecía tener todo bajo control y esperaba su momento, que llegaría en el segundo paso por el alto de Jaizkibel, un auténtico rompepiernas cuando el cuerpo esta castigado por la fatiga y el calor. Allí el equipo telefónico movió ficha, neutralizó los intentos de escapada y comenzó a trabajar seriamente para la opción de Valverde, que cobraba mayor valor con cada kilómetro que pasaba. Su compañero, el colombiano Nairo Quintana, con el golpe de pedal que traía de Francia, hizo una criba que evitaron en un primer momento Robert Gesink y Alberto Contador.

Se fue desmembrando el pelotón y a 25 kilómetros para el final, en la localidad de Irun, Valverde ejercía ya de líder en un grupo en el que figuraban también nombres importantes como Nieve, Roche, Flecha, Quinta, Astarloza o el propio Gallopin. Valverde no quería unos acompañantes que podían comprometer su triunfo en la meta de San Sebastián pero tampoco podía controlar él solo a todo el grupo, lo que empezaba a presagiar lo que al final ocurriría.

Ataque de Gallopin

En la subida a Arkale, a 15 kilómetros para el final, Gallopin atacó e hizo hueco convirtiendo en imposibles los esfuerzos por alcanzarle de Roche y Landa que se integraron en un grupo más amplio, con Valverde y Kreuziger entre ellos, buscando dar caza al francés.

El ciclista galo aguantó las diferencias y a 4 kilómetros para el final sacaba 25 segundos a sus perseguidores. Landa, del Euskaltel, trató en un último esfuerzo darle alcance en la subida a Miracruz, a escasos kilómetros de la meta en el Boulevard donostiarra, pero las fuerzas no daban más de sí y el corredor del RadioShack se plantó en la meta en solitario para disfrutar de su triunfo.

En el "sprint" de los perseguidores Valverde fue el más rápido y quedó segundo por delante de Kreuziger, dejando patente que su etiqueta de gran favorito no había sido un capricho en una carrera brillante y enloquecida.

Triunfo de Gallopin en San Sebastián:

0
0