Se suele decir siempre que los ciclistas están hechos de otra pasta. Sólo así se puede sobrevivir en uno de los deportes más duros y crueles del mundo. El de las dos caras. La de tocar el cielo por ganar un Tour de Francia o la de bajar a los infiernos tras una caída -en cuestión de un instante, de unos pocos segundos- que además del dolor te genera la duda de si algún día volverás a ser el de antes. Es en ese punto es en el que se encuentra ahora Egan Arley Bernal Gómez. Lo primero y únicamente importante, es que se recupere sin plazos y sin fechas de vuelta y su regreso sea al de la vida, una vida normal y sin secuelas físicas. Lo segundo, cruzar los dedos y creer firmemente en él y su espíritu de superación para que pronto, o mejor dicho cuando pueda, intentar volver a ser el gran campeón que es.

Su espíritu de guerrero

Sin duda, Bernal es uno de los que está hecho de esa pasta indestructible bañada en grandeza. Su enorme talento viene acompañado de un espíritu de guerrero forjado en sus heridas. Las que le dejó en su clavícula una caída mientras preparaba el Giro 2019 para ganar su primer Tour menos de tres meses después. Las que llevaba en su espalda en el Tour 2020 y le hicieron bajarse de la bicicleta. Esas que amenazaron con dejarnos sin volver a verle en su máximo esplendor, en propias palabras del colombiano, y que se cicatrizaron ganando el Giro siete meses después. Egan siempre lo ha conseguido. Se cae, se recupera y vuelve a volar. Y siempre ganando y dando el mayor espectáculo posible.
Tour de Francia
De Pogacar a Haig, los principales favoritos del Tour 2022 con todos los equipos y sus corredores
22/06/2022 A LAS 16:14

¡Campeón! Egan Bernal conquista su primer Giro

Los espejos donde mirarse

A Bernal, espejos le sobran donde mirarse en el pelotón. Tiene el del amor propio de Froome, que volvió después de recuperarse de unas lesiones que a esa edad hubiesen hecho colgar la bicicleta a cualquier otro. El de la lucha de Jakobsen, quién temió por su vida tras aquel fatídico accidente con Groenewegen. El neerlandés, además de vivir, volvió a competir un año después y lo hizo a lo grande en una Vuelta a España en la que ganó tres etapas. El del coraje de Evenepoel, cuando vio en peligro su prometedora carrera deportiva tras caerse en Lombardía. Venció primero a sus miedos y luego volvió a ganar carreras cómo mejor sabe hacer. Imposible olvidarme tampoco del espejo de la ilusión de Valverde, a quién una grave lesión en su rodilla tras una caída en el Tour 2017 le enseñó el camino de la retirada. Lejos de aceptarlo, el ‘Bala’ tenía una deuda pendiente que iba a saldar un año después en Innsbruck, convirtiéndose en campeón del mundo.

Un campeón muy querido

Después de anunciar su renovación con el equipo Ineos hasta 2026, el de Zipaquirá estaba preparando esta temporada a conciencia en su Colombia natal. La irrupción de Pogacar en estos dos últimos años le había relegado a un segundo plano que su carácter nunca iba a aceptar. Bernal era hoy en día el único capaz de mirar a la cara a los gigantes eslovenos. Y lo venía a demostrar. Porque a su 100%, todavía no había podido hacerlo. Con su segundo Tour entre ceja y ceja, pero sin dejar de mirar una Vuelta en la que, a sus 25 años, podía convertirse en el segundo ciclista más joven en lograr la triple corona, tras Bernard Hinault.

Pogacar, Roglic y Bernal o cuando ganan los mejores

Un corredor valiente y de los que hacen afición. Ganador en la victoria y también en lo derrota. Nos lo enseñó en el pasado Giro y en la pasada Vuelta, en la que pese a estar lejos de su mejor versión nos ganó para siempre. El capo bogotano es de los que se vacía y no se guarda absolutamente nada. De los que cuando no tiene piernas para correr, lo hace con el corazón. Y, confirmado por los que comparten tiempo, carreras y profesión con él, un tipo muy querido dentro del pelotón. Por eso su caída duele tanto entre los aficionados y de ahí los innumerables mensajes de fuerza y ánimo de sus compañeros, rivales y ex ciclistas a los que despierta tanta admiración.
En estas situaciones hay que coger motivación extra para recuperarse bien y lo antes posible. Eres un campeón y lo vas a demostrar una vez más. Querer es poder - Alberto Contador
Tras ser en su momento el corredor más joven desde 1909 en vestirse de amarillo en los Campos Elíseos. Tras convertirse en el tercero más joven en poner en su palmarés Tour de Francia y Giro de Italia. Ahora se tiene que volver a ir. Pero volverá, que no quepa duda. Porque los grandes campeones como él siempre vuelven. Porque el ciclismo todavía le tiene reservadas varias páginas para que pueda escribir sus magestuosas victorias. Sin prisa, pero sin pausa. Ya queda un día menos para que la voz de Javier Ares vuelva a rugir en Eurosport cantando que el Cóndor de Zipaquirá está volando alto de nuevo. Te esperamos pronto, Egan.
Ciclismo
El conmovedor relato de Bernal en su regreso: "Tras dos meses y 20 huesos rotos ¡Acá estoy!
22/04/2022 A LAS 10:41
Ciclismo
Otro paso más de Bernal en su rápida recuperación: participará en un evento de ciclismo virtual
30/03/2022 A LAS 09:14