Con la mano de la Diputación de Burgos, apostando en un momento económico y social delicado, habrá carrera si no se tuerce nada en el aspecto sanitario y la prueba recibe el permiso de las autoridades sanitarias, ahora con decisión de la Junta de Castilla y León y CSD. Para cumplir un sueño que ha tardado en tomar forma, la Vuelta a Burgos ha propuesto un protocolo para cumplir con las normas que exigió la UCI el pasado viernes, las del Gobierno Autonómico y las del Estado por medio del CSD "al tratarse de una carrera internacional".

Marcos Moral, veterano organizador de la prueba, destaca que "la Vuelta a Burgos siempre establece un plan de riesgos laborales y de emergencias, pero este año se añade el de contingencias, con medidas preventivas por el Covid-19, un documento que estamos revisando por estará vivo hasta el momento de la carrera".

Ciclismo
La Vuelta Ciclística a Guatemala intenta mantener su brillo con nuevas rutas
HACE 11 HORAS

TRES PUNTOS DE PREVENCIÓN

El primer punto de prevención, explicó Marcos Moral, consiste en exigir a los equipos y corredores llegar con los controles del Covid-19 hechos. "Los equipos deben venir con garantías y su médico debe controlarlo. Por su parte, la UCI debe demostrar que los comisarios y jurado técnico están limpios de coronavirus", dijo. El segundo punto se refiere, indicó Moral, a "desplegar un sistema de aislamiento para las salidas y las llegadas. Los corredores irán al control de firmas con mascarilla". Y en el tercero "consiste en tener en cuenta el control del aforo, las distancias de seguridad y la protección de las personas".

También comentó Marcos Moral que se van a suprimir algunos "puntos calientes", como la zona del avituallamiento, de manera que los corredores tendrán que desalojar los bidones de bebida en zonas concretas y evitar tirarlo en zonas donde habitualmente los aficionados se dedican a recogerlos.

EXPECTACIÓN MUNDIAL

La Vuelta a Burgos tendrá un seguimiento universal, por la novedad de la Vuelta a la competición y la gran demanda de equipos que quieren estar presentes. Más de 15 cadenas de TV llevarán las imágenes al mundo entero y ya son 36 equipos los que han solicitado competir en las carreteras burgalesas. De las 36 solicitudes, la Vuelta a Burgos se ha quedado con 22, y para ello hubo una propuesta "solidaria" a los equipos para que pudiera estar esa cantidad de conjuntos.

"Solicitamos a los equipos renunciar a los fijos económicos y con ese dinero invitar a más equipos, pagándoles los hoteles. Lo que ahorrábamos por un lado lo invertimos en otro", explicó Moral. "El criterio fue incluir primeros a los españoles, el segundo criterio la fidelidad de los conjuntos habituales y luego los del World Tour, que debían ser 14 por reglamento UCI", indicó.

De esta forma, los equipos españoles presentes en la Vuelta a Burgos serán: Movistar (World Tour), Caja Rural Seguros RGA, Burgos BH, Fundación Euskadi, Kern Pharma y Kometa Xstra Cycling Team.

Marcos Moral es consciente de que el mundo entero tendrá la vista puesta en la carrera que dirige tras el parón del coronavirus. "Nos va a mirar todo el mundo, unos con ilusión, otros con ojos críticos, es una enorme responsabilidad, rezo todo lo que sé y les digo a todos los que saben que recen también", señaló el organizador tirando de humor. Moral agradeció el apoyo de Unipublic, la empresa que organiza la Vuelta a España, y de TVE para poder poner en pie la carrera. "Es que otros también apoyan", precisó, "pero necesito algo más que una palmadita".

Ciclismo
Roglic hace triplete en Suances y recupera el liderato a las puertas de Asturias
HACE 13 HORAS
Vuelta a España
Perfil de la 11ª etapa, por Contador: Terreno para reventar La Vuelta
HACE 15 HORAS