Tras atacar sin temor a Chris Froome y a todo el Team Sky para ganar la etapa de La Planche des Belles Filles, Fabio Aru también se atrevió a discutir la jerarquía de la armada inglesa en aquel Tour de Francia de 2017, arrebatando por primera vez el maillot amarillo a Froome, pese a que no tardaría en recuperarlo.
Desde entonces, sólo malas noticias para el llamado a ser el ciclista italiano dominante tras los años de gloria de Vincenzo Nibali. Atacante nato, escalador de máxima expresividad y haciendo del sufrimiento extremo su mayor virtud. Pero su prometedora ascensión se vio truncada a causa de las lesiones y que ahora ya parecen tener una explicación.

[Descarga gratis la APP de Eurosport y recibe las alertas de tu deporte favorito]

Tour de Francia
Multa a Van Aert: 500 euros y 25 puntos UCI por lanzar deshechos fuera de la zona autorizada
HACE 12 HORAS
Acabó penando la pasada Vuelta a España, con una caída final incluida a causa de un fallo mecánico de su bicicleta. En este inicio de 2019 y con energías renovadas, tampoco acabó de encontrar su golpe de pedal al retirarse de la París-Niza a las primeras de cambio.

La explicación de su bajo rendimiento

Ahora estará al menos tres meses inactivo una vez que pase por el quirófano para resolver ese problema de circulación de sangre en la arteria ilíaca. Aru no recibía "el aporte adecuado de sangre cuando intentaba hacer un esfuerzo máximo, con la consiguiente pérdida de potencia", según el comunicado que ofreció su equipo, el Team Emirates que le fichó como gran estrella procedente del Astana hace dos temporadas
"Es un sensación que experimentaba cuando tenía que dar el máximo, mientras que los síntomas desaparecían a ritmos medios", explicó el corredor italiano, que agradeció al equipo su ayuda "en este año y medio trabajando para hallar la solución a estos problemas".
El jefe de los servicios médicos del UAE Team Emirates, doctor Jeroen Swart, relató que "desde el comienzo de la temporada 2019 Fabio volvió a encontrar dificultades para alcanzar el nivel que tanto él como el equipo esperaban".
"Recientemente Fabio desarrolló síntomas más específicos relacionados con la pierna izquierda. Sentía debilidad después de entrenamientos intensos y en los esfuerzos en carrera. Las pruebas detectaron una constricción de la arteria ilíaca, un caso relativamente raro que se da en el ciclismo profesional por la posición que se adopta en la bicicleta y puede desarrollarse durante años", explicó el médico.

Giro d'Italia Donne
Final 4ª etapa: Van Vleuten asalta el liderato y se impone a Mavi García en Cesena
HACE 13 HORAS
Ciclismo
Alejandro Valverde vuelve a rodar hoy: vuelta por Murcia dos días después de ser atropellado
HACE 18 HORAS