El gran salto de Primoz Roglic se produjo en la novena etapa del Giro de Italia de 2016. Un esloveno semidesconocido y que debutaba en el World Tour ganó la contrarreloj de Chianti por delante de los grandes especialistas y favoritos a la general. Hasta esa victoria y desde su paso al ciclismo en 2013 con el modesto equipo esloveno Adria Mobil había conseguido algún triunfo puntual, pero ni él mismo era consciente del infinito potencial que tenía en sus piernas.
Entonces pocos sabían que Primoz Roglic había sido saltador de esquí antes que ciclista profesional. Él mismo contó su historia en Eurosport en pleno Tour de Francia 2018, la gran vuelta de su consagración definitiva donde fue el más fuerte en los Pirineos y se quedó a escasos segundos de subir al podio tras ganar una etapa de alta montaña.
El esloveno fue campeón del mundo junior por equipos en 2007. Soñaba con convertirse en el mejor del mundo y en colgarse una medalla olímpica en trampolín largo, hasta que una dura caída cambió su punto de vista. En ningún momento se planteó ser ciclista profesional, de hecho cumplidos los 21 años ni tan siquiera tenía en su casa una bicicleta de carretera.
Giro de Italia
No será este año pero todo el mundo lo espera: Egan Bernal y el doblete que sólo él puede alcanzar
11/02/2020 A LAS 14:40

[El gran salto de Primoz Roglic, de saltador de esquí a ciclista ganador]

“No había tenido ni el respeto ni el temor necesarios”, señalaba cuando rememoraba esa caída en la que sólo sufrió una fractura de nariz y unas contusiones cerebrales. Más susto que dolor, pero el suficiente miedo en el cuerpo para perder la motivación por un deporte en el que vio que ya no iba a ser un número uno. Cambió los esquís por una bicicleta, “con 21 años sentía que era el momento de cambiar e intenté hacer algo distinto”.

La caída que hizo que Roglic abandonara los saltos de esquí

Primoz Roglic: Explica cómo se convirtió en ciclista tras ser saltador de esquí

Eslovenia es una diminuta factoría que produce enormes campeones más allá del baloncesto. Antes de que Tadej Pogacar saliera a escena, Primoz Roglic ha ido convirtiéndose en ciclismo en ese número uno que no le dieron los saltos de esquí. Si bien es cierto que todavía le queda por ganar algo realmente grande, su palmarés personal va creciendo a una velocidad y una distancia mucho mayor a la que genera el desnivel y la altura de un trampolín.
En el último año natural ha ganado las generales y varias etapas en la Vuelta al País Vasco, Romandía en dos ocasiones, su vuelta local en Eslovenia, el Tour de Emiratos Árabes y la Tirreno-Adriatico. Grandes conquistas, pero como bien recuerda la cuenta de Twitter @CafeRoubaix, desde que debutó en el World Tour en 2016, ha corrido 27 vueltas por etapas ganando siete y acabando otras tres en el podio, siendo además top 10 en otras seis. Con un total de 16 etapas ganadas, incluyendo una en el Giro de Italia y otras en el Tour de Francia.
A día de hoy es el hombre a batir en el próximo Giro de Italia. Llega tan sobrado que tras ganar su segunda etapa en Romandía ante el mismísimo Geraint Thomas o una gran estrella venida a menos como Rui Costa, afirmó de forma fría que todavía no estaba en su mejor forma.
Si finalmente Primoz Roglic cumple con este pronóstico y acaba el Giro de Italia en lo más alto del podio, su salto se habrá completado. Aunque con 29 años (cumplirá 30 en octubre de 2019) todavía le queden saltos aún más ambiciosos por dar… en el mundo del ciclismo.

Tour de Romandía 2019 (5ª etapa): Primoz Roglic también gana la crono final y arrasa en la general

Tour de Romandía 2019 (4ª etapa): Roglic gana y asusta a sus rivales de cara al Giro

Giro de Italia
Giro de Italia 2020: Inicio en Hungría, Sagan como estrella, recorrido y todas las etapas
24/10/2019 A LAS 11:26
Giro de Italia
🚨🚨 OFICIAL: Peter Sagan correrá el Giro de Italia 2020
24/10/2019 A LAS 15:07