Fue un martes y 13 de muchas frases, desde “positivo por coronavirus” pasando por “el Mitchelton-Scott y el Jumbo-Visma abandonan el Giro” al mensaje de calma que intentó transmitir el director de la carrera tras ver cómo esta burbuja rosa estaba a punto de explotar por culpa del maldito virus: “Intentaremos que el Giro llegue hasta Milán”.

La etapa arrancó con incertidumbre y, puede decirse así, acabó con esperanza. Es complicado aventurar ahora mismo si el Giro de Italia 2020 podrá llegar hasta Milán dentro de dos domingos como intentaba garantizar Mauro Vegni, pero por ese complejo camino los ciclistas se encargaron de suplir todas las dudas con una actitud que desencadenó un espectáculo memorable.

Ciclismo
El paseo de Sagan en un caza de combate: aguantó fuerzas de 7.9g
30/11/2020 A LAS 16:17

Y no sólo porque Peter Sagan ganara 461 días después de su último triunfo o porque con esa exhibición en solitario justificara su bien remunerada presencia en este Giro de Italia o le hiciera entrar en el selecto club de ganadores de etapa en las tres grandes vueltas. Cuando este deporte agoniza por los escándalos propios que él mismo genera o, en este caso, por circunstancias ajenas como este coronavirus, alguien suele salir al rescate.

Ese alguien fue Peter Sagan por sus ganas de ganar desde la salida. Y estuvo acompañado por casi todo el pelotón. Por Filippo Ganna primero, por sus compañeros de fuga después. Por el pequeño grupo comandado por modestos que enlazó en esa escapada creyendo en que podían tener su oportunidad. Por el ímpetu del Groupama-FDJ de tirarla abajo para salvaguardar los intereses de Arnaud Démare. Y también por el arranque final de Pello Bilbao como si no hubiera un mañana, o como Nibali y el líder Almeida supieron leer la avería de Fuglsang para tirar para adelante y dejar casi fuera de juego a su rival danés.

Giro (10ª etapa): Por fin ganó Peter Sagan

Cuando todo parecía que iba a salir mal y los augurios empezaban a ser aún peores en este martes y 13, Sagan y todos sus compañeros de profesión rescataron lo que queda de este maltrecho Giro de Italia 2020. En la primera semana se bajó Geraint Thomas por caída, antes de afrontar la segunda dos grandes favoritos como Steven Kruijswijk o Simon Yates por coronavirus y si acaba de haber segunda y la pandemia permite disfrutar de la tercera para así llegar hasta Milán, tan sólo hay que exigir varios puntos que no son nada difíciles de cumplir. Que los organizadores y las autoridades italianas extremen los controles y precauciones, que los aficionados sean doblemente responsables y lo vean desde casa o a una distancia prudente y, por supuesto, que los corredores que quedan en pie muestren cada día esa ‘actitud Sagan’ para convertir días que pintan negro en tardes maravillosas de ciclismo.

Fuglsang, ¿adiós al Giro? Pinchazo en un mal momento y 1:36 minutos perdidos

El director del Giro, tras los abandonos por coronavirus: "Intentaremos llegar a Milán"

Ciclismo
La ambición de Wout Van Aert y el 'error Sagan' que debe cometer
13/11/2020 A LAS 14:26
Ronde van Vlaanderen
Van Aert vs Van der Poel: Dos gigantes sin pies de barro (9:45, E1)
18/10/2020 A LAS 07:07