Tras su fantástica actuación en la Tirreno donde se ha subido al podium confirmando sus buenas actuaciones en este primer inicio de temporada, Mikel Landa ha concedido una profunda entrevista a Biciescapa podcast donde ha hablado de absolutamente todo.
El ciclista vasco valora con positividad su resultado en una de las carreras más duras del mes de marzo: "Me sabe muy bien ese tercer puesto, estoy muy contento. Me devuelve confianza, que me hacía falta. Las piernas, si van, van; pero si la cabeza no va, se complica un poco todo. Resultados como el de esta semana ayudan mucho. Así paso página de la temporada pasada y a pensar en el futuro".

¡Esto sí es Landismo! El feroz ataque de Mikel Landa a 100 km de meta

Tour de Francia
Evenepoel abre la puerta a correr el Tour de Francia 2023: "El equipo sigue un plan"
HACE 19 HORAS
Una actuación que ha sorprendido a todos, incluso a él mismo: "Tenía dudas, no me veía como para estar en el podio antes de empezar. Sí me veía capaz de acabar entre los diez primeros, pero no tercero. Es una carrera dura, son bastantes días en los que se va apretando y le pasa factura a diferentes corredores. Al final he sido sólido y me he metido en el podio".
Un puesto en el cajón del podium que ha cargado de moral al de Murgia: "El año pasado fue muy duro, se me hizo eterno. Ahora haré una concentración en altura, luego correré el Tour de Alpes y después el Giro. Esta semana me he encontrado bien y me ha cargado pilas por completo".
Estoy mejor que nunca. Esta semana me ha venido súper bien, he disfrutado mucho de la bici como hacía tiempo que no hacía.
De esta forma, Landa buscará desquitarse de un 2021 para el olvido: "Me costó. Intenté volver lo antes posible, pero al final las cosas llevan sus tiempos. Aunque volví en Burgos y tuve una bonita Vuelta a Burgos, luego la Vuelta se me hizo muy dura".

Mikel Landa lo ha vuelto a hacer: de la caída del Giro a ilusionar al máximo

Al hilo de los resultados, el alavés afirma que no siente presión externa, aunque es muy exigente consigo mismo: "Soy una persona muy autoexigente, y por mucho que consiga buenos resultados siempre pienso ‘sí, pero podría haber hecho tal…’. Pero nunca he sentido presión. He tenido suerte de estar en equipos con más líderes y siempre se repartía un poco la cosa. En ese aspecto he tenido suerte y no me ha afectado la presión".
Ante un pelotón donde cada vez los jóvenes son más completos, Landa asume su debilidad, pero también afirma que en carreras largas y duras es donde reside su ventaja: "Al final soy corredor fondista. Quizá no tenga la explosividad de otros o la capacidad de hacer buenas contrarrelojes, pero con el desgaste de los días yo me mantengo ahí y es donde saco resultados".
Pogacar es muy superior. Personalmente es lo mejor que he visto en los últimos años; no se le ve un punto débil, se le ve muy fácil, es rápido, sube bien, hace buenas cronos…

Mikel Landa.

Fuente de la imagen: Getty Images

Sobre cómo se puede derrotar al esloveno, afirma que es una complicada labor: " Es difícil, pero hay que estar cerca todos los días y probarle. En este caso, solo hemos tenido oportunidad un día y era muy superior, pero en otras carreras quien quiera intentarlo tendrá que saber que le tiene que poner en aprietos más de un día. De momento no se le ve punto débil. Quizá aislándole del equipo, que se quede solo y teniendo varios corredores del mismo equipo enfrente… Pero en el cara a cara ahora mismo es imbatible".
El gran objetivo de Mikel Landa en este 2021 es el Giro de Italia. Una carrera en la que apunta a varios rivales duros, pero se muestra confiado: "No nos podemos olvidar de que hay muchos cracks ahora mismo. Va a estar Carapaz, estará López, Simon Yates… Rivales no van a faltar, aunque no estén Pogacar, Vingegaard o Roglic. Pero sí, aspiro al podio. En las últimas dos grandes que he corrido no he conseguido terminar, pero me vuelvo a ver con opciones y pelearé por estar en el podio".
Me gusta que haya tanta gente que disfrute con el 'landismo' y con tu forma de correr. A veces me da hasta vértigo ver cuántas personas están esperando a que hagas algo o que la gente se aburra si no corro yo.
A sus 32 años y con una gran experiencia, Landa no duda en elogiar a los ciclistas españoles que tan fuerte vienen pisando: "Les veo muy bien. Se ha puesto mucho el foco en ellos en este inicio de temporada, pero es totalmente merecido. Están haciendo cosas como para pensar que pueden hacer algo grande en el futuro. Ojalá sigan con esa proyección, que la presión no les pueda y puedan hacer cosas grandes desde ya. Hay un grupo de chavales que vienen desde abajo que creo que nos pueden dar buenos ratos".

"Landismo is alive!", hasta en Reino Unido emocionó el ataque de Mikel Landa

Un legado que no se atreve a vaticinar cuanto tiempo durará, pero que aún no tiene un final cercano: "Esta pregunta te la tengo que responder mañana o pasado, porque ahora vengo eufórico de hacer un tercero en la Tirreno Adriático. Ahora mismo tengo contrato por dos años, seguro que los cumplo y seguramente haga más, pero no lo sé. Es cierto que no me veo en una bici en cinco años, pero igual luego llega el momento y me apetece seguir".
Para Mikel Landa, Marco Pantani ha sido y sigue siendo un gran referente y el ídolo en el que se ha fijado siempre: "Ha sido una inspiración en momentos malos y buenos. Me ha servido para venirme arriba en momentos malos y para venirme todavía más arriba en momentos buenos. Siempre me ha gustado ver vídeos suyos o leer anécdotas. Pero tampoco lo viví en directo, a mí me pilló muy joven cuando ganó el Tour en el 98 y yo no veía ciclismo. Pero a posteriori sí que me ha gustado verle y la verdad es que era una maravilla".
Ciclismo
El reivindicativo mensaje del Movistar en redes sociales: "Creed en este equipo"
HACE 21 HORAS
Il Lombardia
Valverde ilusiona para Lombardía tras su podio en Varese: "Soy uno de los favoritos"
04/10/2022 A LAS 16:10