Mathieu Van der Poel no atacó esta vez a 83 kilómetros de meta. Sí lo hizo a menos de 30 intentando romper el pelotón y llegó a coger unos segundos de ventaja, pero finalmente trabajó a destajo para que su compañero de equipo, Tim Merlier, ganara el GP Le Samyn. Un trabajo, el de Van der Poel, que tiene más mérito porque acabó con una maneta rota y no pudo ni esprintar.
Van der Poel hizo todo lo posible para que un compañero de equipo ganara Le Samyn y, de paso, lanzar un mensaje a escuadras rivales potentes en clásicas como el Deceunin-Quick Step que ellos son mucho más que un corredor. La moneda salió cara, porque Tim Merlier remató el esprint con autoridad e hizo buena esta labor de gregario que ejerció su líder.
Ciclismo
La UCI suaviza la polémica norma sobre los bidones, pero no la arregla
15/04/2021 A LAS 08:18
Pero Van der Poel no hubiera podido ganar la carrera debido a la avería mecánica que sufrió en los últimos kilómetros: su manillar se soltó, literalmente. Esto le obligó a apoyar sus brazos sobre la cruz del manillar e ir en una posición incómoda, sujetando también la parte rota para que no se moviera lateralmente. Una postura poco adecuada para rodar a toda velocidad por el terreno adoquinado final, pero su extrema habilidad sobre la bici le salvó.
Aun con el manillar suelto y sin posibilidad de agarrar la zona baja o las manetas del mismo, las dos posiciones de agarre indicadas para rodar a máxima potencia y a toda velocidad y controlar mejor la bicicleta y dominar la dirección, Van der Poel hizo ‘magia’ para su compañero y a la postre ganador, Tim Merlier.
Normalmente, Mathieu Van der Poel tenía que haber optado a la victoria, pero el manillar de su bicicleta estaba roto, así que dijo que lo intentáramos los velocistas del equipo Todo pasó a depender de mi. Mathieu se fue con un grupo en los últimos adoquines, pero dijo de inmediato que no podía correr porque tenía el manillar roto, así que le pidió al equipo que organizara el esprint. Estoy feliz de haber ganado por todo el equipo (Tim Merlier)
En los kilómetros finales lanzó al pelotón y el propio esprint de su coequipier, aunque el belga no iba bien situado inicialmente en esa volata. En los últimos 300 metros de la recta de meta Van der Poel se dejó llevar y se apartó del esprint. Durante unos segundos se le vio diciendo algo al equipo por la radio y parecía que el mensaje era para alertar de esa avería que tal vez le impidió esprintar a él por la victoria, pero que gracias a su habilidad no impidió que pudiera trabajar hasta el final para sumar una victoria importante.
Tras la carrera, las redes sociales se llenaron de imágenes certificando esa avería y cómo se le soltó esa parte del manillar de su bicicleta.

¡Cómo cogió esa curva! Espectacular ataque de Van der Poel en los adoquines

Amstel Gold Race
La Amstel Gold Race, este domingo 18 de abril en directo en Eurosport
13/04/2021 A LAS 11:30
Ronde van Vlaanderen
Más polémica: Van der Poel y Asgreen tiraron bidones y no fueron sancionados
05/04/2021 A LAS 16:08