Cuando un ciclista gana una etapa o se enfunda un maillot de líder, el protocolo dice que debe celebrarlo con sus compañeros y brindar en la cena después de ese éxito. Primoz Roglic celebró vestir el amarillo y una etapa en el Tour de Francia y en los últimos años se había acostumbrado a estos brindis por sus numerosos éxitos. Pero todo cambió para él y su equipo por la derrota ante Tadej Pogacar. El esloveno no había vuelto a sonreír ni a celebrar, pese a que asumió muy bien su fracaso en el Tour.
Ha vuelto a competir y a demostrar que sigue siendo un número uno. Lo hizo en el Mundial de Imola donde llegó entre los mejores y lo hizo también en la Lieja que ganó tras el desliz de Alaphilippe. Una victoria a la constancia, de justicia poética incluso. Es muy probable que si el campeón del mundo no hubiera celebrado antes de tiempo, Roglic simplemente hubiera subido al podio y ese brindis con una cerveza y una hamburguesa con sus compañeros de equipo, jamás hubiera existido.
Vuelta a España
¡Roglic dobla en la crono a Enric Mas y se exhibe en su coronación!
05/09/2021 A LAS 18:33
Pero pasó. Roglic dio ese golpe final al lanzar su bicicleta y la ‘photo finish’ dejó claro que el campeón de la Decana fue él. Ya en el hotel y con una hamburguesa en el plato de sus compañeros, el esloveno alzó su cerveza y dio un breve discurso. Serio pese a la actitud festiva, en la que hay que destacar dos frases: “Por fin tenemos algo que celebrar” y “disfrutemos de este momento”. Un buen trago bien merecido.

¡Liada histórica de Alaphilippe! Roglic le gana al celebrar antes de tiempo

El análisis definitivo: así perdió Primoz Roglic el Tour

Tour of Britain
Van Aert vuelve a lo grande: Victoria incontestable y primer líder
05/09/2021 A LAS 15:26
Vuelta a España
🚵📊 Así queda la general de La Vuelta: Roglic, más líder y los Movistar encarrilan el podio
02/09/2021 A LAS 15:59