Nació en Vitoria en 1971, se crió en Madrid y con 20 años, tras haber empezado la carrera de Derecho, Íñigo San Millán dio un giro total a su vida y se fue a los EE UU, a Colorado, a estudiar ciencias de la salud en la especialidad de Medicina del Deporte. Buen deportista, de niño había jugado 6 temporadas en la cantera del Real Madrid y con 16 empezó con el ciclismo en el Club Ciclista Chamartín, compitiendo en juveniles y aficionados. Coincidió por tanto con esa generación de ciclistas madrileños que llegaron a profesionales: García Casas, el fallecido Antonio Martín, Rebollo, Martín Perdiguero, David Plaza... Luego en los EE UU retomó puntualmente la competición, incluso estando en un equipo profesional local. Es decir, que sabe perfectamente lo que es el ciclismo desde dentro. Volvió a España a hacer el doctorado en Fisiología en la Universidad del País Vasco y en Vitoria empezó a trabajar con deportistas en elite, entre ellos los corredores del equipo Saunier Duval, con quien estuvo los dos primeros años del equipo (2004 y 2005).

En 2008 se enteró de que había una plaza en la Universidad de Denver (Colorado) para un nuevo centro de medicina deportiva, la logró y ahí sigue. Además del trabajo con deportistas de elite -ciclistas, atletas, remeros, nadadores, triatletas, esquiadores de fondo y de los deportes de equipo- deportes, da clases y ha creado un equipo de investigación del cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes. A un equipo profesional volvió con el Garmin como responsalbe de rendimiento, por petición expresa de su director Jonathan Vaughters; llegando a ganar el Giro con Ryder Hesjedal. Una labor en la que gracias a las nuevas tecnologías de comunicación y medición del entrenamiento, no hace falta estar viajando con el equipo ni en contacto físico con los ciclistas. Y esa misma función le ofreció Josean Fernández “Matxin” a finales de 2018 al surgir el UAE, logrando además que del presupuesto del equipo hubiese fondos para sus investigaciones sobre el cáncer.

Liège - Bastogne - Liège
Valverde no correrá la Lieja, pero habrá duelo Alaphilippe-Hirschi-Pogacar
02/10/2020 A LAS 09:52

Íñigo San Millán, entrenador de Tadej Pogacar, en su estudio en Colorado

Fuente de la imagen: Getty Images

(Pregunta) Habiendo trabajado con deportistas del máximo nivel de tantos deportes, ¿qué puedes destacar de Pogacar?

(Respuesta) Le conocí a finales de 2018, coincide mi llegada al equipo con su fichaje para 2019. Y al momento me di cuenta de lo que era, que es exactamente lo que se ve de él por televisión: un chaval con unos parámetros fisiológicos impresionantes sumado a unas cualidades mentales que recuerdan a Indurain. Ya se veía la imagen en pantalla antes de la contrarreloj lo relajado que estaba, es que es no pierde nunca la calma. Y además sabe trabajar en equipo, es educado, humilde y con sentido del humor. Yo he desarrollado en mi universidad una plataforma llamada “metabólica”, en el que con apenas tres gotas de sangre en reposo se pueden medir parámetros metabólicos sobre función mitocondrial, utilización de carbohidratos, grasas y proteínas; para medir fatiga y recuperación. Lo que en principio es el último grito en investigación en cáncer y otras enfermedades a la hora de medir la respuesta metabólica celular, lo estamos desarrollando para aplicarlo a los ciclistas del equipo, para conocer hasta el último detalle sus capacidades. Y en esas mediciones Tadej, comparado con ciclistas de por sí muy buenos, está a otro nivel. Por eso, no nos dio ningún temor llevarle tan joven a La Vuelta 2019, porque con esa fantástica capacidad de recuperación no había riesgo de fundirle. Por físico yo sabía que iba a estar muy arriba en la general, pero me quedaba la duda de cómo iba a aguantar su cabeza; y ya se vio al final de La Vuelta no solo como estaba de fuerte sino también de seguro y motivado, con ese ataque en la etapa de Gredos.

Tadej, comparado con ciclistas de por sí muy buenos, está a otro nivel. Por eso, no nos dio ningún temor llevarle tan joven a La Vuelta
Es un chaval con unos parámetros fisiológicos impresionantes sumado a unas cualidades mentales que me recuerdan a Indurain

-Evidentemente con lo que había hecho hasta ahora estaba destinado a quedar muy delante en el Tour de 2020, pero otra cosa es ganar. ¿Esperabais este rendimiento?

De la mejora en el rendimiento por supuesto que estábamos convencidos de que iba a llegar; otra cosa es quedar el primero, porque eso ya depende de los rivales, que son los mejores del mundo. Dando cifras, le pudieron faltar unos 20 vatios yendo a tope para haber ganado la Vuelta, pero sabíamos que lo podía conseguir un año después. Por ejemplo no había hecho fases de entrenamiento en altitud, algo que le habría podido servir para rendir más en La Vuelta. Pero no quisimos someterle con 20 años a la exigencia de tres semanas en altitud antes de otras tres de competición. Y así además veríamos con el resultado que todavía tenía esa opción de mejora. Evidentemente en 2020 ya las ha hecho porque para mí son fundamentales y el ciclista que actualmente no haga altitud antes de una gran vuelta parte en desventaja ya que se suben de manera natural entre 3 - 5 puntos de hematocrito. Antes de sus grandes resultados en Valencia y Emiratos Árabes (carreras disputadas en febrero de 2020) estuvo tres semanas en Sierra Nevada a 2.300 metros de altitud, aunque con algunos de los entrenamientos de fondo más abajo. Y de cara al Tour estuvo en Sestriere, pero allí al no tener fácil bajar altitud para entrenar fuerte, las sesiones no fueron muy intensas, sino que esa intensidad la iba a hacer justo después en el Dauphiné -donde en cinco etapas hubo similar dureza a otras ediciones en ocho- y con eso ya logró el punto de forma para empezar bien el Tour.

Lo que también supuso una ventaja fue no tener que parar o variar la rutina por el confinamiento ya que se fue a su país -su residencia habitual actualmente es Mónaco- y de hecho en mayo estaba ya tan en forma, con unos datos de vatios por kilo en las subidas similares a los que queríamos que tuviese en el Tour- que tuve que incluso pedirle una semana sin tocar la bici. Y lo cumplió.

-Su rendimiento en montaña era esperado, ¿pero también el de los 30 kilómetros llanos de la crono?

El suyo sí, pero no tanto el hundimiento final de Roglic. En una crono final de gran vuelta, importa mucho como hayas llegado de entero y tu capacidad de recuperación y en eso Tadej es sobresaliente. No nos hizo falta el potenciómetro en ninguna de las dos bicis. Le dijimos que a tope, porque él sabe calcular bien ir a su tope para una hora ya sea en la bici cabra como en la normal, que ronda los 415w para sus 65kg. Preferimos que fuese así en lugar de que fuese pendiente de potenciómetro.

Sabe calcular bien ir a su tope para una hora. Preferimos que fuese así en lugar de estar pendiente del potenciómetro

Íñigo San Millán, entrenador de Tadej Pogacar, en su estudio en Colorado

Fuente de la imagen: Getty Images

- Es alguien, por tanto, acostumbrado a trabajar muy duro...

Por supuesto. Es lo que le permite tanto su calidad física como su determinación. Habitualmente entrena en solitario y cumple lo previsto. Una semana tipo podría ser con seis días de bici: cinco en solitario y con las paradas mínimas; uno de soltar piernas con su novia Urska Zigart (compañera de equipo de la ciclista española Mavi García) en el que sí hacen la típica parada en un bar; y uno de descanso. Gimnasio con aparatos de musculación solo hace en invierno y ejercicios de elasticidad y core a diario. En cuanto a su alimentación no sigue ninguna dieta de estas de moda, sino que es la típica del deportista: muchos hidratos de carbono y productos los más sanos y naturales posibles. Tenemos en el equipo un excelente nutricionista, Gorka Prieto, de Pamplona, que le realiza una dieta a medida de cada uno de sus entrenamientos diarios.

Pogacar no sigue ninguna dieta de estas de moda, es la típica del deportista: hidratos de carbono y productos lo más sanos y naturales posibles

-Tras este éxito, se supone que no hará la Vuelta.

Efectivamente, ya no se le puede pedir que haga otra carrea así este año. Hará carreras sueltas en las que podrá darlo todo, empezando por el Mundial. En principio no estaba previsto que fuese al de contrareloj, pero el rendimiento en la contareloj del sábado podría motivar que lo haga.

-Por último, que opinión te merece que estén dominado ciclistas tan jóvenes, en edad todavía Sub’23. Es una coincidencia que estén Bernal, Pogacar, Evenepoel, Hirschi a tan alto nivel tan jóvenes o es que por los sistemas de detección de talentos y la manera de controlar los entrenamientos es más fácil ahora ese alto rendimiento tan jóvenes.

Puede haber algo de casualidad en que hayan surgido estos tan jóvenes ahora, pero está claro que ahora desde muy jóvenes ya conocen los sistemas de entrenamiento modernos. Saben de vatios, de milimoles, de periodificaciones, de sesiones con diferentes intensidades y de nutrición.

Ya estoy trabajado con Juan Ayuso -todavía en edad de junior pero ya fichado para 2021- y tiene todo para llegar a ser una figura mundial. Unos parámetros fisiológicos impresionantes, unas cualidades de ciclista completo -escalador, llaneador, esprinta bien- una gran determinación y grandes conocimientos técnicos y de sistemas de entrenamiento. Hablas con él y es como si lo hicieses con un profesional con años de experiencia. Casi se podría poner él ya a programar entrenamientos de ciclistas profesionales. Con Tadej, aunque estemos a miles de kilómetros, hablo a diario y me pasa todos los datos, lo que sirve para conocer todos los parámetros y ajustar el entrenamiento según lo que analizo, no por sus sensaciones.

Ahora ya te das cuenta desde muy jóvenes si están preparados para llegar al máximo nivel, o de si llegarán más adelante, o de si nunca van a llegar y por tanto no merece la pena que se empeñen en ello.

Una entrevista de Antonio Alix - @alixeurosport

Tour de Francia 2020: El emocionante discurso de Pogacar en París

El Tour de Chozas: El niño Pogacar fue el más grande de todos

Los expertos de Eurosport alucinan con Pogacar: "Para frotarse los ojos"

Tour de Francia 2020, resumen de la 20ª etapa: Histórico Pogacar

Ciclismo
La Flecha Valona, sin Valverde ni Alaphilippe pero con Pogacar
28/09/2020 A LAS 11:24
Tour de Francia
La agenda inmediata de Pogacar: El Mundial y una clásica para ilusionarse
22/09/2020 A LAS 13:13