Entre las muchas virtudes de Pogacar está la de aprender de sus errores y no perder nunca la motivación por seguir ganando y escribir la historia del ciclismo con su nombre. Este año se propuso ganar grandes clásicas y arrancó arrasando en la Strade Bianche con un ataque lejano, después marcó sus cartas e intentó ganar la Milán-San Remo atacando en el único tramo donde puede hacerlo para eliminar a los esprínters y trató de batir en un mano a mano final en el muro más duro del Tour de Flandes a Mathieu Van der Poel.
En el Tour de Francia ha aprendido a perder por primera vez. Pero también a correr contra un rival a su misma altura y contra un equipo muy superior al suyo. La imagen de Pogacar aislado y respondiendo en primera persona a las acometidas corales del Jumbo-Visma en el Galibier ya forman parte de la leyenda contemporánea de la carrera más importante del mundo.

La batalla del Galibier: los ataques y contraataques Pogacar-Jumbo ya son historia del ciclismo

Tour de Francia
El UAE de Pogacar renueva a cuatro escuderos del esloveno pensando en el Tour 2023
05/08/2022 A LAS 16:53
Él mismo aceleró ese mismo día para eliminar rivales, pero acabó pagando muy caro su esfuerzo, ya que Jonas Vingegaard le remató en el Granon y por primera vez alguien le arrebató de su piel el maillot amarillo.
Cometí un error en el Granon, creo que me precipité en responder a todos los ataques, y de esa experiencia tengo que sacar conclusiones para la próxima vez. No voy a ganar mi tercer Tour, pero quiero volver con fuerza para ganar
Desde entonces, Pogacar también se lleva el aprendizaje de que aun atacando en todos los terrenos posibles o tensando las llegadas para rascar segundos de bonificación, no es suficiente para doblebar a Vingegaard como su gran rival generacional. El esloveno ha hecho un total de 25 ataques en este Tour de Francia 2022, unos números de auténtico récord y que demuestran su carácter ganador.
Pero un ciclista de su talla, pese a su juventud, debe tomar buena nota de lo que le ha ocurrido este año en todos los terrenos y siendo siempre muy consciente de lo dificilísimo que es ganar cualquier carrera ciclista.
En la San Remo atacó en la Cipressa y el Poggio en varias ocasiones, pero no fue capaz de eliminar a sus grandes rivales. Puede decirse que quien le ganó le venció bajando y jugándose el tipo, su compatriota Matej Mohoric. Pero a diferencia de Nibali en 2018 donde el italiano sí consiguió abrir diferencias ante los velocistas, Pogacar no lanzó una única y definitiva bala.
Algo similar le ocurrió en Flandes, donde pudo no ganar el Monumento cuando decidió tensar solamente en el último paso por el Patterberg. Los rivales también cuentan y ahí Mathieu Van der Poel resistió como pudo para agarrarse a su rueda y ganar esa vida extra para que Pogacar no se fuera solo hacia la meta. En el esprint decisivo, se dejó desquiciar por Van der Poel, quien midió mejor los tiempos e incluso esperó para que por detrás les alcanzaran en esa resolución final que le dejó fuera del podio.
En cualquier caso, Tadej Pogacar es sinónimo de espectáculo allá por donde corre, pero también es humano. Problemas personales hicieron que no participara en la Lieja-Bastoña-Lieja pese a que defendía el título de campeón. Desde ahí, parón competitivo hasta el Tour de Eslovenia a pocas semanas de arrancar el Tour de Francia, una carrera que ganó con facilidad ante el nivel más bajo de los rivales y donde dejó imágenes divertidas, como jugarse una etapa con Rafal Majka a ‘piedra, papel o tijera’, mientras Vingegaard y Roglic arrasaban en una carrera de más prestigio como el Dauphiné.

Majka se lleva la etapa tras jugarse la victoria con Pogacar a ¡piedra, papel o tijera!

Ningún análisis periodístico puede ni debe cuestionar la meticulosa preparación de un ciclista de la talla de Tadej Pogacar, pero una leyenda como Eddy Merckx sí se ha atrevido a dar su punto de vista sobre esa aparentemente escasa preparación para llegar en condiciones a disputar e intentar ganar tu mayor objetivo del año.
A partir de aquí, el propio Pogacar ha señalado de forma sincera que esta derrota ante Vingegaard le llena de motivación para en 2023 intentar ganar su tercer Tour de Francia. Seguro que ha aprendido de sus propios errores, igual que su equipo UAE Team, quien maneja el segundo mayor presupuesto del mundo pero que ha dejado la impresión de que, covid mediante o los problemas estomacales de Marc Soler, le han dejado solo en más de un momento.
La única preocupación que puede tener el aficionado al ciclismo que se ha enamorado aún más de Tadej Pogacar perdiendo este Tour de Francia 2022 pero atacando e intentándolo siempre, es que el ciclista decida focalizarse casi exclusivamente en recuperar su corona en París el año que viene y no vaya brindando su espectáculo y ganas de ganar en cada carrera que participa el resto del curso.
El Tour de Francia se vive en Eurosport como nunca antes. Te ofrecemos en directo y bajo demanda cada instante de lo que suceda durante la carrera para disfrutarlo cuándo, cómo y dónde quieras. ¡Suscríbete ahora!
Tour de Francia femenino
Tadej Pogacar no le da consejos a su novia Urska Zigart para el Tour, pero le motiva: "Ve a tope"
31/07/2022 A LAS 12:56
Tour de Francia
¿Lo sabías? El Jumbo se inspiró en el fútbol de Erik Ten Hag en su táctica para ganar a Pogacar
28/07/2022 A LAS 15:48