EFE

Van Avermaet se luce en Wadi Dayqah y es nuevo líder

Van Avermaet se luce en Wadi Dayqah y es nuevo líder
Por EFE

El 15/02/2018 a las 13:53Actualizado

Redacción deportes, 15 feb (EFE).- El belga Greg Van Avermaet (BMC), campeón olímpico en ruta, fue el más fuerte en la tercera etapa del Tour de Omán, disputada entre la German University Technology y Wadi Dayqah Dam, de 179,5 kilómetros y se enfundó el maillot de líder de la prueba.

Van Avermaet, de 32 años y número uno de la UCI en 2017, superó en un interesante duelo final al portugués Rui Costa (Emirates) y al kazajo Alexey Lutsenko (Astana), de nuevo en el podio pero privado de la victoria, a los que aventajó en 3 segundos, dentro de un grupo donde se encontraba el español Gorka Izagirre (Bahrain).

Con este triunfo que sirve para que el ciclista de Lokeren estrene su casillero en la temporada, Van Avermaet defenderá el mando de la general en la cuarta jornada, con una ventaja de 11 segundos sobre Lutsenko y 13 respecto al anterior líder, el australiano del Katusha Nathan Haas.

Los españoles asoman en la general con tres puestos en el top ten: Gorka Izagirre es cuarto a 19 segundos, Jesús Herrada (Cofidis) octavo a 25 y Dani Navarro (Cofidis) noveno con el mismo tiempo.

No faltó el grupo animoso de modestos corredores dispuestos a animar la etapa. De las primeras refriegas en el pelotón surgió la escisión de cuatro corredores, uno de ellos del Caja Rural, el australiano Nicholas Schultz, quien siguió la rueda de Loic Chetout (Cofidis), Xandro Meurisse (Wanty) y Wouter Wippert (Roompot).

El cuarteto se enfrentó a un recorrido escarpado que incluía tres pequeñas cotas. Llegaron a tener 5.30 minutos de renta, pero el Katusha no quería perder el liderato ni los favoritos dejar pasar una ocasión para lucirse.

A 20 kilómetros de meta se extinguió la fuga, incapaz de resistir el impulso de un pelotón que rodaba a alta velocidad. Dos pequeñas cotas sirvieron de escenario para probar fortuna, en la segunda de ellas, la de Wadi Dayqah, a 9 de meta, Omar Fraile puntuó en segunda posición por detrás de su compañero Jan Hirt y delante de Tanel Kangert.

Pleno del Astana. De nuevo el equipo kazajo mostraba sus intenciones de lograr la victoria después del intento infructuoso de la víspera. Un acelerón del equipo azul que seleccionó a los 50 hombres más fuertes del pelotón, en el que se mantenían los favoritos, dispuestos para la batalla final por la gloria en la Wadi Dayqab.

Un grupo numeroso donde empezaron las hostilidades con acelerones y los últimos intentos de fuga. Tremendo el pulso entre BMC, que insistía para Van Avermaet, Katusha en defensa del líder y del Astana, cuyas ambiciones en Omán a nadie escapan.

Fue el campeón olímpico en Río de Janeiro y ganador en 2017 de París-Roubaix, Het Nieuwsblad, E3 Harelbeke y Gante Wevelgem quien soltó el zarpazo final, incontestable, que le permitió alzar los brazos con superioridad. Un toque de calidad del campeón de Lokeren.

Este viernes se disputa la cuarta etapa entre Yiti (Al Sifah) y la sede del Ministerio de Turismo en Miscat, con un recorrido de 117.5 kilómetros.

0
0