El hacha de guerra parece enterrada, al menos de momento. La posible ayuda del Movistar Team a Primoz Roglic en los kilómetros finales de La Covatilla y la supuesta venganza del equipo español a su antiguo corredor por haber fichado por el Ineos alimentó un debate cargadísimo de polémica. Escuchando a todos los protagonistas implicados parece zanjado, pero todos volverán a verse las caras de nuevo en la carretera, con o sin pactos o venganzas improvisadas.
Richard Carapaz dejó claro que Enric Mas y Marc Soler tirando de Primoz Roglic cuando él iba por delante tratando de dar un vuelco a la general en La Vuelta se trató de una “circunstancia de carrera”. La versión dada por el ecuatoriano y los componentes de su exequipo, señalando que en ese momento no trabajaban para Roglic sino para que Mas intentara auparse a la cuarta plaza de la general porque Daniel Martin estaba perdiendo tiempo, ha sido dada por buena.
Pero el posible daño a la imagen del Movistar como equipo por este hecho -de carrera o no- ahí queda. Los aficionados al ciclismo así lo expresaron en redes sociales, muchos analistas coinciden en que fue poco elegante e incluso excorredores del principal equipo español como Iván Gutiérrez hablaron de un gesto deshonroso para el equipo y para el ciclismo.
Tour de Francia
Jonas Vingegaard, sustituto de Dumoulin en el Jumbo-Visma para el Tour
26/04/2021 A LAS 11:56

La Vuelta, resumen 17ª etapa: Roglic se saca la espina

El origen de todo

Eusebio Unzué, director del equipo telefónico, ya dijo en su día que le dolió la salida de Richard Carapaz rumbo al Ineos. Como también dolió la de Andrey Amador a la escuadra británica, que se resolvió bajo dictamen de la Unión Ciclista Internacional, ya que el costarricense había firmado un acuerdo de extensión de contrato con Movistar que incluso fue anunciado por el equipo.
En cuanto a la situación de Richard Carapaz, antes de ganar el Giro de Italia 2019 ya había firmado un acuerdo con el Ineos. El ecuatoriano buscaba un equipo que le mejorara su salario y que también le ofreciera un proyecto deportivo estable para no estar a la sombra de Mikel Landa, Valverde, Marc Soler o Enric Mas, en caso de haberse quedado. Fichando por Ineos podría estar por detrás de Egan Bernal, Geraint Thomas o Froome, pero en cualquier caso con los movimientos de mercado y su rendimiento deportivo entre 2019 y 2020 Carapaz hubiera quedado como jefe de filas sólido en ambos conjuntos.
En cualquier caso, tras ganar el Giro de Italia y previendo que Landa no renovaría con Movistar de cara a 2020, el equipo trató de ofrecerle una renovación y él mismo dijo en una entrevista a Eurosport que le gustaría quedarse. Ya había firmado ese acuerdo con Ineos, pero la situación se podría haber reconducido. En este punto entraron las complejas relaciones entre el agente del ecuatoriano, Giuseppe Acquadro, y los dirigentes del Movistar, quienes acabaron rompiendo por una razón: este representante movía a sus ciclistas al Ineos, primando así los intereses del equipo británico en favor del navarro.
Movistar Team también acabó ‘vetando’ a este representante y sus ciclistas, algo que el propio Acquadro aceptó señalando que en el futuro volverían a entenderse. Además de a Carapaz, también perdieron a un gregario de primerísimo nivel como Amador y en el pasado corredores valiosos como Vasil Kyryienka, David López o Jonathan Castroviejo.
¿Fue por tanto una venganza? Plantearlo así suena un tanto retorcido, pero además de la salida de Carapaz y de estos movimientos de fichajes Movistar e Ineos (antes Sky) fueron enconados rivales luchando por Tour de Francia y Vuelta a España en los duelos Nairo Quintana vs Chris Froome.
En la décimo séptima etapa de La Vuelta, antes de esos metros en los que Mas y Soler con Roglic protegiéndose a su rueda hubo un movimiento que pudo haber sido mucho más decisivo. A más de noventa kilómetros para línea de meta Movistar aceleró dejando a Carapaz cortado y sin gregarios, pero no acabaron de dar continuidad y el equipo holandés no entró a relevar en cabeza ni endurecer ese movimiento. De haber fructificado, esta maniobra hubiera hecho mucho más daño al ecuatoriano aunque no hubiera sido tan visible y ni mucho menos tan polémica.
La conclusión de todo este asunto fue la deportividad con la que Carapaz y el Movistar lo trataron en caliente y también en frío. Sin reproches y con una simbólica imagen del propio ecuatoriano saludando al coche del equipo azul en los primeros kilómetros de esta última etapa de La Vuelta.
Mas y Soler seguirán siendo rivales de Carapaz y del Team Ineos y la rivalidad y competitividad es buena y necesaria en el deporte. ¿Volverá a haber más polémicas o movimientos de este estilo? Muy probablemente sí, aunque tal vez se entiendan mejor y enciendan un poco menos la polémica. Quién sabe si en el futuro el ecuatoriano regresa a la estructura del Movistar. Para ilustrar que las tensiones se acaban apagando y los intereses deportivos acaban siendo más importantes que los debates y las opiniones negativas que se puedan generar, en 2021 Miguel Ángel López será ciclista del equipo navarro un año después de haberles criticado con las palabras más gruesas que se recuerdan.

Contador zanja el tema Carapaz y avisa: "A mí no me ayudaron"

Contador zanja el tema Carapaz y avisa: "A mí no me ayudaron"

El futuro del Movistar, a debate en La Montonera

Flèche Wallonne
Podio de un gran Valverde y remontadón de Alaphilippe ante Roglic
21/04/2021 A LAS 14:29
Flèche Wallonne
Podio de un gran Valverde y remontadón de Alaphilippe ante Roglic
21/04/2021 A LAS 14:23