Marino Lejarreta evitó el titular soñado por los cronistas de la época. Aunque pocos esperaban un resurgir definitivo de Bernard Hinault en la etapa reina de la Vuelta a España de 1983, ya que ni rivales ni prensa acababan de tomar en serio las opciones del francés, la primera subida a los Lagos de Covadonga en una Vuelta - conocidos entonces como Lagos de Enol- no pudo regalar ese juego de palabras, es decir, “los Lagos de Hinault”.
La victoria, apenas un día después de que el Athletic Club de Javier Clemente se proclamara campeón de liga, fue para un vizcaíno que también era el mejor escalador de aquella Vuelta. La décimo tercera etapa entre Aguilar de Campoo y los Lagos de Enol, de 188 kilómetros en un día marcado por la lluvia y el frío, se resolvió con ese triunfo de Marino Lejarreta en solitario tras rebasar al fugado Carlos Machín. El ‘Junco de Berriz’ metió más de un minuto a Hinault y recortó ese mismo tiempo al entonces líder, un Alberto Fernández que llegó enfadadísimo a meta. A esas alturas de su carrera, Hinault ya había ganado en cuatro ocasiones el Tour de Francia y en su equipo Renault le acompañaban dos jóvenes prometedores: Greg LeMond y Laurent Fignon. El bretón fue entonces el gran rival extranjero a batir y, a su vez, un aliado perfecto para que el propio Alberto Fernández o Julián Gorospe se mantuvieran arriba en la clasificación ante el empuje de un Lejarreta que en los Lagos sumó su tercer triunfo parcial en aquella Vuelta.
https://i.eurosport.com/2021/08/30/3210026.jpg
Vuelta a España
Las declaraciones más explosivas de Superman López contra Movistar y Enric Mas: "Es un egoísta"
HACE UNA HORA
A Hinault, en cambio, no le gustaba nada ser tan estrechamente marcado ni que nadie abusara de su rueda. Por esto se despachó a gusto en la cima de los Lagos: “Me ha decepcionado el líder. El único que ataca y es valiente es Marino Lejarreta. Los demás se limitan a seguir mi rueda. Cuando saltó (Lejarreta) esperaba que Alberto me ayudaría a neutralizar. En vez de esto, se limitaron a seguir mi ritmo”. Es evidente que el maillot amarillo se dedicó a minimizar pérdidas y que Lejarreta tenía que atacar sí o sí para recuperar tiempo en la general, ya que previamente perdió más de dos minutos en una etapa llana.
Aquella primera vez en los Lagos de Enol dibujó el escenario perfecto: pique, espectáculo y ataque entre los favoritos, un líder sufriendo, y todos los cruces de declaraciones entre ciclistas y directores deportivos para dar toda la salsa necesaria a una carrera que entonces tenía el masivo apoyo mediático de cinco páginas diarias en los periódicos deportivos, conexiones de radio a todas horas con la Antena 3 de José María García y, por primera vez en la historia, los finales de etapa con televisión en directo gracias a la apuesta de TVE.
A ritmo de “No tengo tiempo” del transgresor grupo ‘Azul y Negro’ como banda sonora oficial de aquella edición el mundo pudo ver a través de sus televisores y en directo a los Lejarreta, Hinault, Alberto Fernández, Gorospe, los jóvenes LeMond o Fignon e incluso nuestro comentarista de Eurosport, Eduardo Chozas, retorcerse en las rampas de La Huesera o el Mirador de la Reina, hasta llegar a lo alto de esta cima en plenos Picos de Europa que presiden los lagos que le dan nombre: Enol y Ercina.
Bernard Hinault, pese a no ganar y no regalar ese titular jugando con su nombre y el del lago a cronistas como Javier de Dalmases, acabó remontando y ganando la general de aquella Vuelta gracias a la gran cabalgada camino de Ávila a falta de tres jornadas para el final. Pero anes, el juego que dio aquella subida, de la que el propio ciclista francés dijo que torturaba más que el Alpe d’ Huez aunque nadie compró semejante comparación, hizo que la organización de la Vuelta a España la añadiera en años sucesivos como principal reclamo, ya que puertos como la Bonaigua, otros en el Pirineo oscense o las sierras de Gredos y Guadarrama, no acababan de dar el suficiente nivel de dureza y atractivo que exigía una carrera que ya podía verse en directo y que en aquellas fechas rivalizaba abiertamente con el Giro de Italia por su casi coincidencia de fechas.
https://i.eurosport.com/2021/08/30/3210012.jpg

De encontrar el espectáculo, al exceso

Como suele ocurrir en estos casos, lo que funciona desde la primera se repite en lo sucesivo hasta exprimirlo y casi agotarlo. Desde 1983 los Lagos se ascendieron en cinco ocasiones más en la década de los ochenta, con grandes momentos como la victoria de Perico Delgado en 1985 la de Lucho Herrera en 1987. En los noventa tuvo su momento álgido en 1992, en la que se considera la última gran victoria en activo de Pedro Delgado, además de las exhibiciones casi consecutivas de Laurent Jalabert en 1994 y 1996.
De cara a 2021 y en esta vuelta de La Vuelta a los Lagos de Covadonga, es mejor pensar en positivo y creer que Roglic, Mas, López y Bernal ofrecerán más espectáculo que el que ofrecieron los grandes favoritos en 2012 y 2014, ambas Vueltas ganadas por Alberto Contador pero con victorias parciales aquí para ciclistas modestos como Antonio Piedra, dando al equipo Caja Rural su última victoria hasta la fecha en la ronda española, o la del polaco Przemyslaw Niemiec. Ningún favorito se movió en estos últimos antecedentes citados, como tampoco en 2018 con la excesiva vigilancia entre los grandes. Por esta razón hay que apelar a Nairo Quintana, ganador en los Lagos en 2016 enfundándose también el maillot de líder de aquella Vuelta que acabó ganando a Chris Froome.
Por vigésimo segunda vez la Vuelta a España regresará a los Lagos de Covadonga, entre los reclamos cada vez más sonoros de ataque y más espectáculo por parte de los aficionados. Y aunque no se pueda ni deba comparar entre épocas, no deja de ser recomendable echar la vista hacia el pasado de cuando en cuando para al menos recordar la primera vez de algo. La primera vez de los Lagos de Enol fue difícilmente superable, pese a que nadie acabara titulando: “Los Lagos de Hinault”.

Todas las ediciones y ganadores de etapa en Los Lagos

  • 1983 Marino Lejarreta
  • 1984 Raimund Dietzen
  • 1985 Pedro Delgado
  • 1986 Robert Millar
  • 1987 Lucho Herrera
  • 1989 Álvaro Pino
  • 1991 Lucho Herrera
  • 1992 Pedro Delgado
  • 1993 Oliverio Rincón
  • 1994 Laurent Jalabert
  • 1996 Laurent Jalabert
  • 1997 Pavel Tonkov
  • 2000 Andrei Zintchenko
  • 2001 Juan Miguel Mercado
  • 2005 Eladio Jiménez
  • 2007 Vladimir Efimkin
  • 2010 Carlos Barredo
  • 2012 Antonio Piedra
  • 2014 Przemysław Niemiec
  • 2016 Nairo Quintana
  • 2018 Thibaut Pinot
Vuelta a España
La Vuelta 2022 revela tres etapas en el País Vasco que prometen puro espectáculo
26/11/2021 A LAS 12:33
Ciclismo
Tadej Pogacar gana el 'Veló d' Or' 2021, el premio al mejor ciclista del año
25/11/2021 A LAS 11:57