Desde los años 50, el deporte de motor ha sido el lugar donde se estrenan las nuevas tecnologías antes de sacarlas al mercado; por ejemplo, los faros LED se desarrollaron para las 24 horas de Le Mans antes de ser introducidos en el sector del automóvil.

Como resultado, en todos los campeonatos del mundo, el nivel de seguridad es mucho mayor y los avances tecnológicos son en parte la razón.

Ford-BringOnTomorrow
Los métodos para conseguir un automovilismo más sostenible comienzan a brillar
HACE 20 HORAS

Kevin Harvick, campeón de la Copa Sprint de la serie NASCAR en 2014, ha estado compitiendo profesionalmente desde 2001, cuando hizo su debut en la Copa Sprint. Ahora compite con un Ford Mustang. Durante todos los años que ha pasado en el paddock, ha visto la enorme evolución que se ha producido en lo que a equipamiento se refiere. Desde innovaciones aparentemente pequeñas, como el cinturón de seguridad de nueve puntos, hasta nuevos cascos ligeros y cámaras que retransmiten material en directo al equipo.

«He visto la evolución y el esfuerzo que nuestra industria ha puesto en la seguridad - el casco ha sido uno de las mayores revoluciones para mí porque he tenido algunos problemas de cuello», cuenta Harvick a Eurosport. «Mi casco es ahora mucho más ligero y está mas insonorizado - es 20 decibelios más silencioso que el casco que llevaba antes. Eso ayuda a la comunicación con el equipo y con la fatiga en el cuello. Ya no tengo más problemas de cuello ni problemas de audición, ahora puedo oír dentro del casco en vez de solo escuchar el ruido del motor».

https://i.eurosport.com/2020/11/12/2935532.jpg

Harvick ha tenido una larga y exitosa carrera y ahora es una de las caras más reconocibles de la NASCAR con su nombre en el top-10 de los pilotos más condecorados de la serie. Él confía su vida al equipamiento que lleva cuando va a competir.

«Estás, básicamente, sentado en un cuenco moldeado con la forma de tu cuerpo.

Le digo a la gente todo el tiempo que estoy más cómodo en mi coche de carreras que en mi coche de calle, porque está construido para mí.

Es para los grandes impactos para los que intentas prepararte, por eso te aseguras de que todo esté bien - que te has colocado el arnés de nueve puntos que llevamos como cinturón de seguridad, o que el tipo de espuma que estás usando en el reposacabezas es el adecuado para asegurarte de que no sufres una conmoción cerebral en un impacto».

El automovilismo se encuentra en una posición privilegiada, donde la puesta en uso del los últimos avances científicos se está implementa para mejorar el rendimiento.

NUEVA TECNOLOGÍA PARA UNA NUEVA ERA

La FIA, el órgano rector de la Fórmula 1, introdujo una serie de tecnologías para mejorar la seguridad y el rendimiento. Una de las innovaciones más importantes es la implementación de luces LED en el tablero de mandos de un coche F1 para alertar al piloto de los cambios en las condiciones de la pista, por ejemplo, un coche de seguridad o una bandera roja.

Otro nuevo avance viene de la mano de Ford, quien está actualmente desarrollando un casco que es capaz de medir la actividad cerebral, lo que a su vez podrá traducirse después en una mejora del rendimiento del piloto.

Este dispositivo se conoce como casco EEG y lee las ondas alfa del cerebro para determinar cómo de bien lo está haciendo un piloto en cualquier parte dada de la pista o etapa de un rally.

«Hemos estado trabajando en esto durante dos o tres años», dice Yates Buckley, líder de Investigación en Unit9 - una compañía que está ayudando a Ford a desarrollar este notable artilugio. «El nacimiento del mismo fue intentar comprender, desde el punto de vista del piloto, cómo es estar al volante y entender lo que está sucediendo en la mente del piloto mientras compite».

El objetivo científico detrás de esta invención es poder consultar un electroencefalograma (EEG), medir las ondas cerebrales, algo que tradicionalmente no se relacionaría con el automovilismo en absoluto. Esta invención fascinante nunca se habría emparejado con el deporte de motor tradicional.

https://i.eurosport.com/2020/11/12/2935525.png

«Hemos tenido que reinventar la forma en que registramos los EEG», dice Buckley.

«Cuando se hace un EEG en el hospital, estás en una habitación grande. No hay interferencias y te piden que estés sentado y muy quieto. E incluso esos pequeños recipientes de gel no se pueden trasladar a una pista de carreras - son voluminosos, pesados y susceptibles al ruido del entorno».

Ahora estamos en un punto en el que ya hay pilotos que han probado este dispositivo, como el piloto del Campeonato del Mundo de Rally de la FIA, Gus Greensmith.

«Hemos tenido que construir un kit de herramientas de medición que nos permita separar la relación entre el piloto, el coche y la pista, y extraer información sobre lo que está pasando», dice Buckley. «El principal esfuerzo ha sido ese, tratar de crear métricas legibles que sean útiles y que también ayuden al piloto».

Puedes analizar los datos y ver tu patrón de concentración

Greensmith - piloto del equipo M-Sport, respaldado por Ford, ha estado involucrado en el proyecto desde el principio y piensa que esta es una herramienta que ayudará a su capacidad de conducción en el futuro. Resulta evidente que está intrigado y emocionado por este nuevo método de medir el rendimiento.

«He estado haciendo algunas de las pruebas iniciales en las instalaciones de M-Sport» , dice Greensmith. «Yo usaba el casco y ellos estudiaban las ondas alfa y los resultados. Fue muy interesante ver exactamente qué información me aportaba».

Como piloto, fue útil para determinar el nivel de forma en el que se encontraba y saber en qué áreas de la etapa del rally o de la pista necesitaba dedicar más atención.

«Hay tantos factores externos que afectan a tu concentración», dice Greensmith a Eurosport. «Ser capaz de tener una base de la que partir y después comparar desde el principio hasta el final de la etapa, viendo el tiempo por sectores o si hay grandes caídas, te permite analizar los datos y ver tu patrón de concentración».

Greensmith y otros pilotos ya han estado probando el casco EEG en etapas de rally para que los investigadores pudieran obtener información vital acerca del experimento.

«No se sentía diferente a otro casco», dice. «Yo lo utilizaría sin dudar, ya que me ayudaría, a mí como piloto, y a los ingenieros a mejorar el coche. Podríamos identificar ciertas cosas mucho más rápido y saber por qué no estamos llegando a donde tenemos que estar o por qué estamos funcionando muy bien. Cuanto más rápido identifiquemos estas cosas, más rápido mejoraremos o más rápido podremos dar pasos mayores hacia el futuro».

Aniruddh Ravindran es experto en ingeniería biomédica en el campo de la neurociencia, y trabaja como científico de investigación dentro del equipo Brain-Machine Interfaces de Ford.

«Se trata de registrar la actividad eléctrica del cerebro", dice Ravindran. «Se puede medir la actividad de cualquier parte del cerebro y estas señales se pueden analizar para entender en que resultados se traduce dicha actividad».

Esto no es nuevo. Según Ravindran, los científicos investigaban estas técnicas durante el siglo pasado para diagnosticar trastornos y enfermedades del cerebro. Sin embargo, el nuevo enfoque trata sobre la conexión entre la función del cerebro y el automovilismo, y la relación entre ellos con el fin de mejorar el rendimiento del piloto.

El casco EEG lee las ondas alfa del cerebro para determinar cómo de bien lo está haciendo un piloto en cualquier parte dada de la pista o etapa de un rally

«La mayor parte de la investigación y el esfuerzo se ha realizado en el ámbito académico y médico», dice. «La tecnología para registrar la actividad cerebral ha evolucionado mucho. Actualmente existen los dispositivos adecuados para ponerte un gorro en la cabeza y fijar los electrodos para registrar la actividad eléctrica del cerebro. Mirando estas señales, puedes entender mucho sobre lo que está pasando. Ahora estamos transportando esta tecnología del plano médico al plano comercial».

Puede que todavía pasen unos años hasta que veamos a los pilotos de carreras llevar el casco EEG de Ford durante las carreras, pero el progreso que se ha logrado con este concepto es asombroso.

Tras hablar con los pilotos de Ford, Harvick y Greensmith, queda claro que el automovilismo siempre ha centralizado sus esfuerzos en mejorar la seguridad. Ahora que esos avances ya se han completado, empresas como Ford buscan utilizar la ciencia para mejorar el rendimiento del piloto en el futuro, al tiempo que se garantiza que los deportistas sigan gozando de la mayor seguridad ahora y en el futuro.

Ford-BringOnTomorrow
Eurosport y Ford lanzan 'Bring on tomorrow', una asociación para crear contenido digital
26/11/2020 A LAS 11:14
Ford-BringOnTomorrow
Tecnología de escaneo cerebral para asistir al piloto en su conducción
16/11/2020 A LAS 14:49