EFE

'Pechito' López: "Me marcho con sabor agridulce de Sebring"

'Pechito' López: "Me marcho con sabor agridulce de Sebring"
Por EFE

El 16/03/2019 a las 21:30Actualizado

Sebring (EEUU), 16 mar (EFE).- El argentino José María 'Pechito' López (Toyota TS050 Hybrid), que acabó en segunda posición las 1.000 Millas de Sebring, la sexta prueba del Mundial de Resistencia (WEC) explicó a EFE que se marcha de Florida (Estados Unidos) con "sabor agridulce".

"Es un sabor agridulce, obviamente. Pero no soy de las personas que se quedan viviendo en los errores. Aprendo de ello; y sigo para adelante. No queda de otra", comentó 'Pechito', que acabó segundo en Sebring junto al inglés Mike Conway y el nipón Kamui Kobayashi, que en el WEC ocupan asimismo la segunda plaza, a quince puntos del otro Toyota, el que pilotan el español Fernando Alonso, el suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima.

"Son cosas que han pasado, no soy el primero al que le pasa, ni esto será la última vez que me pudiera pasar este tipo de carreras, sobre todo a este nivel y con la intensidad con la que estamos corriendo las carreras. Así que hay que aprender de ello y, bueno, esperar a llegar a Spa y a hacer las cosas bien", indicó a Efe en Sebring el piloto argentino, que explicó el incidente que le hizo perder dos vueltas -y, con ello, la posibilidad de ganar la carrera- al Toyota número 7.

"En las primeras dos tandas, Seb (Buemi) había logrado hacer una pequeña diferencia, sobre todo en el tráfico, porque cuando estábamos limpios, yo era un poco más rápido, incluso", declaró 'Pechito', nacido hace 35 años en Río Tercero, en la provincia de Córdoba.

"En el tercer 'stint' el objetivo era, sobre todo, el de no regalar; y estábamos cerca, me sentía cómodo. Y llegada la curva 14 fui a pasar a un Aston Martin azul, un poco tarde, de mi parte; pero a la vez creo que coincidió que él se cierra; y no me deja espacio", explicó 'Pechito'.

"Entonces, no me queda otra que ir a la cuerda, le pego al piano, el coche se levanta; y, cuando caigo en pista, le pego con la parte de atrás. No logro entrar a box, tengo que dar una vuelta; y se cortó una manguera de lo que es la parte del radiador. Perdí potencia y tuvimos que cambiar la parte de atrás", comentó.

"Pero, bueno, hay que mirar también que tuvimos la fortuna de haber podido seguir", admitió.

"Perdimos la oportunidad de ganar, pero igual llegamos segundos; y seguimos en pelea por el campeonato, después de haber competido en la pista más difícil en la que me ha tocado correr en esta categoría", apuntó 'Pechito' López, que antes de la prueba disputada en la bacheada pista que albergó la primera prueba de resistencia disputada en Estados Unidos -en 1952- había ganado junto a sus compañeros las Seis Horas de Fuji (Japón) y las Seis Horas de Shanghái (China).

"Ahora quedan Spa (Bélgica) y Le Mans (Francia), las dos carreras más lindas y vamos a tratar de seguir así", manifestó en Sebring el piloto suramericano, que cree que el Mundial de resistencia no se resolverá hasta la última prueba, en Le Mans.

0
0