Con el mismo cuento chino de siempre. Fernando Alonso relegado de la primera línea de batalla debía hacer lo imposible por entrar con su monoplaza, convertido en un triciclo a pedales, en el podio. Quién te ha visto y quién te ve, Ferrari.
Mientras Alonso se conforma con mortadela con aceitunas, Hamilton disfruta del mejor jamón 5 ‘J’, es lo que tiene hacer bien el trabajo. El británico salía desde la primera posición y detrás de él un Ricciardo que también se quiere apuntar al buen comer. Vettel y Rosberg estaban por delante del asturiano y por detrás con el cuchillo, el revólver y las granadas entre los dientes su antiguo compañero Massa.

Primera curva de carrera en China.

Fuente de la imagen: AFP

Gran Premio de Italia
Sainz saldrá 7º y Alonso 13º en la carrera al esprint, Bottas logra la 'pole'
10/09/2021 A LAS 17:08
Cuando el semáforo se puso en verde, Fernando Alonso decidió que había que jugársela en la salida. Con un choque de ruedas entre su ‘amigo’ Massa y él, el asturiano se metió por fuera para pasar a Ricciardo y Rosberg. Se decidió ir a por Vettel y amagó con adelantarle pero el vigente campeón cubrió la curva con el coche a las mil maravillas.
Con Hamilton yéndose como un cohete en las primeras vueltas, había que estar atento en la respuesta del Ferrari y del Red Bull. Las primeras diez vueltas sirvieron para medir las fuerzas entre ambos y los compuestos blandos no dieron mucho juego en las primeras vueltas. De hecho, los tiempos de los diez primeros eran a cada cual peor, eso sí salvando la del Mercedes de Lewis que manejaba el trazado de China a su antojo.
Ferrari por fin acierta en la estrategia
Ha costado algo más de año y medio ver una buena estrategia de los hombres del ‘Cavallino Rampante’. Como las ruedas no funcionaban solo había que esperar ver cual era el momento ideal para parar, los mecánicos hicieron su trabajo en la vuelta 12. Y salió a pedir de boca. Sin tráfico para el asturiano adelantó a Vettel mientras el alemán estaba cambiando ruedas. Segundo y sin tener que ‘tragar humo’ de coches.
En ese momento el español cogió toda la confianza que le han faltado durante estas temporadas y los fantasmas rojos se trasladaron al monoplaza de Vettel. Al ver que el ritmo era infinitamente superior guardó la ropa y esperó a Rosberg con la esperanza de tener una dura batalla para el tercer puesto. Pero Rosberg se despachó al vigente campeón como se despacha un funcionario a las tres menos cinco a una persona. En menos de cuatro giros lo dejó en la cuneta. Y por si fuera poco, Ricciardo se acercó también a él y su compañero le quitó las pegatinas.
Rosberg juega con el Ferrari
Alonso que vivía plácidamente en la segunda posición veía como en apenas dos vueltas tenía una mancha plateada como si fuese su sombra. Tras cuatro vueltas, el Ferrari y Alonso aguantaron el tipo a pesar de la velocidad endiablada que llevaba el Mercedes. De nuevo, la estrategia funcionó y el español entró antes que el alemán y los boxes sentaron igual de bien que un vaso de sopa caliente en plena ola de frio.
A falta de 20 vueltas Alonso metía más de un segundo a Rosberg, y unas décimas a Ricciardo. Mientras Vettel, vagaba en la quinta posición con problemas mecánicos.
Pero lejos de la realidad, el poderío del Mercedes hizo que le comiera toda la diferencia y a falta de 12 vueltas el alemán dejó en evidencia al Ferrari.
A Alonso sólo le quedaba rezar y esperar que el Red Bull de Ricciardo no mejorase. De la vuelta 40 a 47 el Red Bull, parecía haberse tomado la bebida energética que patrocina el monoplaza y asustaba Fernando.A partir de ahí la cosa empezaba a igualarse y el milagro de Ferrari por momentos parecía real.
Si de Hamilton no se habla es porque pareció que ni estaba en el circuito. El británico está a años luz de los demás. Si sumamos su majestuosa manera de pilotar a un coche que no da un problema, parece complicado que alguien le baje de las primeras plazas. Ya van tres victorias seguidas. Jamás lo había conseguido.
Con cinco vueltas por delante, el pescado solo faltaba venderse en la tercera plaza. Alonso, con ruedas con más vueltas igualaba los tiempos. Desde Red Bull, le pedían a Ricciardo que debía mejorar tiempos porque con eso no llegaba para hacer podio.
Tras unas vueltas de infarto, el español aguantó como un jabato e hizo un podio que roza lo inhumano. El tercer puesto, a buen seguro le va a saber mejor que la primera plaza de Hamilton y el segundo puesto de Rosberg.
Fórmula 1
Hay Alonso para rato: "Puedo seguir pilotando durante dos, tres o cuatro años más"
08/09/2021 A LAS 10:12
Gran Premio de los Países Bajos
El bonito gesto de Alonso a Sainz tras su batalla en Zandvoort
06/09/2021 A LAS 11:14