Lewis Hamilton hizo buenas las estadísticas en Shanghai, donde de las 13 carreras disputadas en 8 había ganado el poleman, y de paso rebajó la euforia en Ferrari tras su victoria en Australia dominando la segunda carrera de la temporada de principio a fin.
Bien es cierto que el desenlace de la carrera en China pudo ser completamente diferente de no tener Mercedes esa pizca de suerte que en la Fórmula 1 tan necesaria es. Y es que al comienzo de la prueba a Mercedes y a sus estrategas le pillaron con el pie cambiado tras el coche de seguridad virtual por el accidente de Lance Stroll e incomprensiblemente mantuvieron a sus pilotos en pista con gomas intermedias, cuando sus rivales mandaron a sus pilotos a montar los neumáticos 'slicks' al estar secándose la pista.
Gran Premio de China
La Fórmula Uno acuerda la continuidad del GP de China al menos hasta 2020
29/09/2017 A LAS 07:22
Segunda oportunidad
Sin embargo, el accidente de Giovanazzi (Sauber) en la recta de meta y que obligó a sacar esta vez el coche de seguridad a pista, le dio a Mercedes la oportunidad de arreglar el desaguisado y mandó parar a Hamilton y Bottas. Ferrari, que arriesgó para darle un vuelco a la situación, vio como se quedaba sin premio y Vettel pasó de segundo a sexto.
Tras normalizarse la carrera, Hamilton empezó a abrir hueco y controlar la carrera, mientras que Vettel por detrás sufrió para pasar a Raikkonen, Ricciardo y Verstappen para volver a colocarse segundo.
Cuando parecía que la carrera estaba controlada, Red Bull, cuyos pilotos rodaban con neumático superblando, hizo una segunda parada y los tiempos comenzaron a bajar. Esto hizo que los rivales moviesen ficha y realizasen una segunda parada en boxes, cuando parecía que podían llegar al final con un único pit-stop.
Show Verstappen
Las posiciones en cabeza permanecieron igual, con Lewis Hamilton liderando y controlando a un Sebastian Vettel que parecía conformarse con la segunda posición. Solo los Red Bull les pusieron algo de suspense a las últimas vueltas y Ricciardo, cuarto, presionó hasta casi la bandera de cuadros a Verstappen, tercero y que realizó una remontada de trece posiciones.
Sainz se la jugó
En cuanto a los españoles, Carlos Sainz volvió a acabar en los puntos como en Australia. El de Toro Rosso cruzó en séptima posición tras jugársela en la salida y montar neumáticos de seco pese a que la pista tenía zonas algunas húmedas. Los dos incidentes de Stroll y Giovanazzi en las primeras vueltas truncaron la opciones del madrileño de conseguir un resultado mejor. Aún así, Sainz fue el primero de los 'mortales' en China tras los Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Carlos Sainz (Toro Rosso) en el Gran Premio de China 2017

Fuente de la imagen: EFE

Fernando Alonso, por su parte, se vio obligado a abandonar por segunda carrera. El asturiano rodó, como en Melborurne, buena parte de la prueba en zona de puntos y mantiendo por detrás a coches muchos más rápidos, como a Bottas que estuvo dos vueltas tras el alerón trasero del MCL32, pero la rotura de un palier obligó a retirarse en la vuelta 36.
Aunque el motivo del abandono de Alonso es más culpa de McLaren que de Honda, Fernando echó un cable a su equipo. "Sin poder hacer test invernales vamos descubriendo problemas carrera tras carrera y esperemos tener una carrera normal pronto".
La próxima carrera del Mundial de Fórmula 1 se disputará en Bahrein, del 14 al 16 de abril.
Gran Premio de China
Fernando Alonso y su "surrealista" momento en China
09/04/2017 A LAS 10:59
Gran Premio de China
Alonso: Seguiré divirtiéndome en las carreras hasta que el coche esté a punto
09/04/2017 A LAS 08:21