Nos hizo vibrar, soñar con una nueva victoria española en la F1, consiguió que estuviésemos pegados las 53 vueltas al televisor, también que rejuveneciésemos 15 años y volviésemos a la época dorada de Fernando Alonso en la Fórmula 1, pero, sobre todo, Carlos Sainz consiguió en el Gran Premio de Italia que los que todavía no creían en él se subiesen a su carro.

Gran Premio de Italia
"¡P... motor, menuda broma!", la rajada por radio de Verstappen en Monza
09/09/2020 A LAS 18:49

Y es que tras el frustrante inicio del campeonato, resumido en la última carrera en Spa donde un fallo en el escape le dejó de tomar la salida, y tras los mensajes de radio que su ingeniero le lanzaba y en los que, sobre todo en las últimas vueltas, en los que le animaba a ser prudente y no cometer errores, Carlos se lanzó a por Gasly sabedor de que tenía una oportunidad única y que a buen seguro no se le presentaría más este año: ganar por primera vez en F1, hacerlo con McLaren y en casa de Ferrari. Un hat-trick difícilmente mejorable y que bien merecía la pena tirarlo todo por la borda.

Mensajes de radio

Carlos Sainz sacó su carácter y replicó en la última vuelta a su ingeniero, Tom Stallard: "Eres segundo, Carlos. No cometas errores", le dijo desde el muro al madrileño y este sacó al guerreo que lleva dentro. "Quiero esta victoria, Tom". Dicho y hecho, el '55' se fue decidido a por Gasly pero el tiempo jugaba en su contra. "Me ha faltado una vuelta", se quejaba amargamente tras ver la bandera de cuadros.

La postura de McLaren era lógica, la de asegurar el segundo puesto (el mejor resultado en los últimos seis años) y la de Sainz igual de legítima: mejor arriesgarse y perder la segunda plaza que arrepentirse toda la vida de no haberlo intentado. Sea como fuere, al español le han llovido los elogios en privado y en público por su actuación en Ímola y eso que los focos fueron para Gasly por su victoria con el Alpha Tauri.

Muchas felicitaciones

El responsable deportivo de la Fórmula 1, Ross Brawn, señaló que Sainz "demostró una vez más el impresionante talento que tiene" y que le "llegará la hora" de conseguir su primera victoria.

Carlos Sainz padre, por su parte, le felicitó por la actidud y se quejó de la bandera roja que dio un vuelco a sus opciones de triunfo. "Enhorabuena Carlos primero por la actitud después del disgusto de Spa, y luego por el finde perfecto que te has marcado! Fantástica clasificación, impecable salida y gran resultado. Solo una inoportuna bandera roja te ha privado de esta victoria. A seguir trabajando!!"

Podio 101

Este segundo puesto en el cajón de Sainz supuso para España el podio 101 en el Gran Circo de la Fórmula 1. De ellos, 97 los consiguió Fernando Alonso (el último en Hungría 2014), dos el propio Carlos (Brasil 2019 e Italia 2020) y uno Pedro de la Rosa (Hungria 2006). El primer podio español lo logró Alfonso de Portago -el marqués de Portago, nacido en Londres-, que acabó segundo, con un Ferrari, el Gran Premio de Gran Bretaña de 1956, en Silverstone (Inglaterra), por detrás del uno de los mitos de la categoría, el quíntuple campeón mundial argentino Juan Manuel Fangio.