Tegucigalpa, 30 dic (EFE).- El Motagua venció este miércoles por 2-0 al Marathón en el juego de ida de la semifinal del torneo Apertura de Honduras, con lo que ha quedado a un paso para disputar la final, mientras que el Vida y el Olimpia acabaron con empate 0-0.
El Motagua, que dirige el argentino-hondureño Diego Vásquez, llevó la iniciativa durante casi todo el encuentro con un fútbol rápido y ordenado, mientras que el Marathón, que tiene timonel al argentino Héctor Vargas, a veces se vio lento en defensa.
Los goles del Motagua, que tiene su sede en Tegucigalpa, fueron anotados en el minuto 40 y 73 por Rubilio Castillo, el primero de penalti y el segundo de cabeza.
La Liga
"Peseteros", Cádiz recibe de uñas al Real Madrid por la Superliga
HACE 35 MINUTOS
El triunfo deja al Motagua a un empate, incluso perder por 1-0, de lograr su pase a la final de la competición, mientras que el Marathón deberá esforzarse para revertir el marcador adverso.
Marathón fue primero en las dos vueltas regulares del campeonato y obtuvo un boleto directo a la "gran final" luego de derrotar al Olimpia en la final de grupos, en tanto que el Motagua clasificó a la semifinal tras eliminar al Platense en la repesca.
Las "Águilas" del Motagua jugaron como locales en el Estadio Nacional de la capital hondureña. El partido de vuelta se disputará en el estadio de Marathón, el Yankel Rosenthal.
DEJAN TODO PARA DEFINIR EN LA VUELTA
El Vida y el Olimpia, que tiene en el banquillo al argentino Pedro Troglio y es el equipo más popular de Honduras, empataron sin goles.
El Vida fue el que tuvo las oportunidades más claras de haber conseguido la ventaja, pero al final los postes le impidieron conseguir la victoria y la definición del equipo que dispute la final será en el partido de vuelta, que se jugará también el próximo domingo en Tegucigalpa.
El equipo del nacional Nerlin Membreño fue el que más propuso la búsqueda de gol con el delantero José Escalante y el centrocampista Luis Palma como sus cerebros.
El Vida tuvo varias oportunidades, pero la mala suerte y el buen desempeño del portero de Olimpia, Edrick Menjívar, no le permitió quedarse con la ventaja en un partido jugado en casa y sin afición en las gradas del estadio Ceibeño por la pandemia de la covid-19.
La primera oportunidad la tuvo Escalante cuando le robó el balón a Deiby Flores, avanzó unos metros y disparó, pero Menjívar desvió la pelota y la mando a tiro de esquina.
El Olimpia tuvo la mejor oportunidad de gol en la segunda parte cuando el delantero Eddie Hernández disparó por encima del larguero.
El ganador de la llave disputará la final con el clasificado que salga entre Marathón y Motagua.
Si el ganador de la fase final es el mismo que el de las vueltas regulares el equipo se declarará "campeonísimo". De lo contrario se jugará una "súper gran final", según el nuevo formato.
La Liga
No rotundo del fútbol español a la Superliga
HACE UNA HORA
Fútbol
El Levante y el Sevilla muestran su oposición a la Superliga
HACE UNA HORA