Todo puede ir a peor,especialmente en este Real Madrid. Eso debió pensar Zinedine Zidane el rato que permaneció en solitario en el autobús del Real Madrid frente al estadio Metlife de Nueva Jersey, después de dirigirse hasta allí desde la sala de prensa sin pasar por el vestuario. La cara de Hazard, que se llevó una tarascada atlética cada vez que trató de darse la vuelta, era un poema al final del partido. Por no hablar de las de Courtois y Keylor.
En unas horas se hará pública la marcha de Gareth Bale a China. Gana Zidane. El francés se pasó de frenada y luego tuvo que recular, pero el mensaje llegó al galés que se marcha a cobrar 25 millones al año las tres próximas temporadas. Otra cosa es el ruinoso negocio que supone para el club. Los chinos van a pagar poco más de 20 millones de euros por su traspaso, después de que los blancos pagasen 101 en su día al Tottenham.
La marcha de Bale libera su ficha, que podría servir para pagar a Paul Pogba, el problema es que para traer al francés hay que preparar más de 160 millones de euros. Zidane lo tiene claro. Es Pogba o Pogba. Ha logrado echar a Bale, pero ahora Florentino tiene que buscar dinero para afrontar ese pago. Y la única forma de lograrlo es poner en el mercado a jugadores como Isco, Lucas Vázquez o James.
Fútbol
Benzema no lo oculta: "Me ha sorprendido la decisión de Mbappé, como a todos"
HACE UNA HORA

Zidane resopla tras la goleada en cajada ante el Atlético.

Fuente de la imagen: Getty Images

Isco se ha convertido en un futbolista de acompañamiento. Fondo de armario para un jugador acomodado que aceptó resignarse a permanecer en el Madrid sin ser favorito de Zidane. Como le dijo el francés. Tiene mercado y podría dejar dinero en las arcas. Lucas Vázquez es otro jugador que también podría generar unos ingresos interesantes y no es imprescindible para Zizou. Lo de James es más complicado. Porque Florentino no quiere reforzar rivales de la liga española y el colombiano tiene decidido irse al Atlético. La goleada de Nueva Jersey complica su marcha al Metropolitano. Pero como le ha dicho Zidane a Florentino: es Pogba o Pogba.
Vinicius está más cerca del Castilla o de irse cedido al Valladolid, como Rodrygo, que se quedarse en la primera plantilla blanca. No hay nada del fútbol de los dos brasileños que atraiga al entrenador. Mariano está fuera y Kubo ha dejado cosas interesantes, pero no serán pilares del Real Madrid 2019-2020. Por no hablar de la plaga de lesiones, que se ha llevado por delante a Asensio, Brahim, Mendy y el gafado Jovic.
Se marcha Bale, si no hay sorpresas de última hora. Llegará Pogba, si de verdad Zidane tiene algo de jerarquía en la decision de los fichajes. Pero habrá que sacrificar a alguno más. ¿Isco, Lucas o James? O quizás los tres. No descarten sorpresas.
La Liga
Marcelino anuncia en rueda de prensa que no seguirá en el Athletic
HACE 4 HORAS
Champions League
Carlo Ancelotti sobre la temporada: "Jugar una final ya es un éxito"
HACE 6 HORAS