Lunes: Resulta que un árbitro salió de un estadio portando una bolsa de merchandising de no se qué club…y lío. Bueno, para el que quiera alimentarlo. No me extenderé en el asunto puesto que entiendo que cada uno tiene ya formada su propia opinión. Pero si digo que no se ya que me produce más fatiga: si los que insisten en darnos la turra con las conspiraciones para alimentar su personaje, o los que claman al cielo en defensa de la noble profesión del periodista deportivo al grito de “esto se ha ido a la mierda…” Y no. Rotundamente no. Si escuchas a Corrochano en Deportes Cope, o lees el blog de Martí Perarnau, o te sientas un rato a ver “Minuto 0”, observarás, y cito tres ejemplos y podría poner más seguro y sin esfuerzo, que se hace buen periodismo cada día. Y que habrá a quién le guste, más o menos, pero no podrá dudar del trabajo, el método y el esfuerzo que hay detrás de cada palabra, de cada imagen cuidadosamente tratada. Por cierto, yo, y a mucha honra, soy periodista deportivo. Y no necesito salvapatrias en mi profesión. Me cargan. En esto, y ya lo dijo García, lo único que tenemos es nuestra credibilidad. Allá cada cual con la suya. Ocupar el tiempo de los que nos escuchan o ven con nuestras historias no es más que un ejercicio intolerable de egocentrismo. Como el que yo estoy perpetrando ahora mismo con estas lineas. Pero es que el lunes se me hizo muy largo. Lo siento.
Martes: El día sale un poco espeso. Pero productivo. Bastante. Como ando sin coche estos días, de vuelta a casa en Metro, me doy cuenta que no hay un solo pasajero en el vagón que no lleve el móvil en la mano. Apenas un par de ebooks, otro en papel…y ni un solo periódico. Malos tiempos para el papel. Yo al menos sigo sintiendo la curiosidad de echarle un vistazo a ver como vienen las portadas cada mañana. Y eso si, cada vez que veo un kiosco, compro un periódico, una revista…pero es cada vez me cuesta más encontrar uno abierto. Que pena.
Miércoles: Me he convertido en un canchero de las presentaciones, y no precisamente con un micrófono. Soy el Messi del Keynote ;-) Así que mientras daba unos retoques a la última, y recién llegado de Ciudad Real (escenario la próxima semana de la Copa de España de fútbol sala, no os la perdáis, que la daremos en Eurosport 2) veo de fondo el Real Madrid - Las Palmas. !Que bien juega el equipo de Setién! Y si, cuanto nos equivocamos al dudar de los buenos. Con Cristiano, bien, mal o regular, lo mejor es esperar. Y a las pruebas me remito. Por cierto, tras anunciar Luis Enrique que deja el Barça cuando acabe la temporada, se produce una enorme contrasentido: los periodistas hablamos de “sorprendente noticia”, pero a la vez, todos lo habíamos anunciado hace ya tiempo ¿?¿? En fin, nuestras “cositas”, que diría Capello…
Mercado de fichajes
La advertencia de Ancelotti: "Florentino tiene intenciones muy serias"
HACE 16 MINUTOS
Jueves: Un balón dividido, una mala caída…y el fútbol te recuerda que es como la vida misma, que todo se puede ir en un segundo. Fernando Torres cae desplomado y a mi, y a ti que tal vez lo estabas viendo, se nos para el corazón del susto. Me ha dejado tan mal cuerpo, que no me sale escribir nada más. Menos mal que el Niño es grande. Muy grande.
Viernes: es mi día libre. O así me lo tomo yo. Toca fútbol sala esta noche en Eurosport 1 (a las 21h, que luego se os olvida…y en Eurosport 2, toda la Eurocup con Valencia, Málaga y Granca). Además, el domingo vuelvo a narrar MLS. Vamos, lo que se define como un buen finde. Pero me quedo con lo del futsal. Vamos a Santa Coloma, a una de las cunas de este deporte en nuestro país. Veréis, esta profesión te da la oportunidad de conocer a mucha gente. Y te llevas enormes sorpresas. De las malas también. Pero esta es de las muy buenas. Viçent García Grau es el alma mater del equipo de fútbol sala de Santa Coloma, del mítico Industrias García, hoy, Catgas Energía SC, y que esta noche recibe a Movistar Inter. Viçent, hace ya más de tres décadas hizo un equipo en su fábrica, y aquello creció, y montó una escuela, y le costaba su dinero, pero cada vez fueron más y más los chavales, que encontraron una salida a un momento y un lugar, entonces delicado. Y a muchos, los salvó. Hoy, Santa Coloma poco tienen que ver con lo que era, pero si algo contribuyó a vertebrar, a unir al barrio, era su equipo de fútbol sala. Y de eso, Viçent es el gran responsable. Que no se olvide nadie.
Buena semana a todos!!
Fútbol
Ferran Torres, el fichaje de Mbappé y Xavi, los nombres del día
HACE 2 HORAS
La Liga
Previa Villarreal-Barcelona: La Cerámica inspira a los azulgranas (21:00)
HACE 13 HORAS