El enfrentamiento entre estos dos países en la UWCL (la Champions femenina) es más común, y tiene que ver con el avanzado nivel de clubes como Lyon, PSG, Bayern o Wolfsburgo, de la mano de una importante inversión y un crecimiento en sus ligas que se ha desarrollado con fuerza en la última década.
Prueba de ello es que, desde que se renovó en 2009 el formato del torneo al actual por medio de la UEFA, las diez últimas ediciones han sido conquistadas por equipos germanos (4) o galos (6), logrando el título en la final casi siempre ante un rival de estos dos países. Solo contamos dos excepciones en 2014 (Tyreso, Suecia) y 2019 (Barça, España). De los 18 años de vida de la competición, Alemania cuenta con nueve títulos (repartidos en cuatro clubes diferentes) y seis subcampeonatos, mientras que Francia tiene en el Olympique de Lyon el club más laureado del torneo con seis trofeos, cuatro de ellos de forma consecutiva entre 2016 y 2019.
Champions League femenina
Barcelona-PSG: La segunda final es una realidad
02/05/2021 A LAS 09:48
Hoy en día nadie discute que Lyon y Wolfsburgo son los mejores equipos del continente (puede que del mundo) y si no hemos vivido más finales entre ambos es porque han tenido la mala fortuna de cruzarse en eliminatorias previas. En los últimos cuatro años se han enfrentado dos veces en cuartos (2017 y 2019) y dos veces en la final (2016 y 2018). Por ahora, nadie más cabe en lo más alto de la escalera que separa a los gigantes del fútbol femenino de los simples mortales, aunque si hay alguien que puede estar cerca ese es el Fútbol Club Barcelona.
Más allá de sus espectaculares números en la competición doméstica, donde tras derribar el muro que le atormentaba desde hace años (llevaba sin ganar la Liga desde 2015) nadie puede toserle, el conjunto azulgrana presume de una trayectoria ascendente en la máxima competición europea. Tras caer ante el Bristol en octavos de final en la temporada 14-15, las culés siempre han alcanzado los cuartos de final, llegando a semifinales en 2017, 2019 y ahora en 2020. Hace un año, se convirtieron en el primer equipo español en disputar una final de Champions.
Ganar el título no es la única forma de demostrar que el Barça puede codearse con los grandes tras la gran inversión realizada en los últimos años. El primer paso debe pasar por competir ante las dos potencias. El Barça se ha enfrentado en dos ocasiones al Lyon en los últimos años, mostrando mejor cara en los cuartos de 2018 (cayó 2-1 y 0-1 con una gran Sandra Paños) que en la final del pasado año, donde perdió por 4-1 en una primera parte nefasta (a la media hora de partido ya caía 4-0). Con el Wolfsburgo, su rival en semifinales este martes, no juega desde hace seis años, en cuartos de final, donde cayó por un global de 5-0 ante el vigente campeón, liderado por la sensacional Nadine Kessler. De los onces que disputaron ambos encuentros (3-0 en Alemania y 0-2 en el Mini Estadi) solo quedan hoy en plantilla Melanie Serrano, Marta Torrejón y Alexia Putellas, que contaba con 20 años recién cumplidos.

Wolfsburgo-Barcelona (2014)

Fuente de la imagen: Getty Images

Esta vez, y pese a no contar con el mejor físico tras muchos meses de confinamiento y apenas tres partidos de preparación, el Barça tiene pinta de poder competir mejor ante el Wolfsburgo de Pernille Harder, Alexandra Popp y Ewa Pajor, entre otras.
“Es un equipo con una gran evolución en su juego en los últimos años y ha reunido una gran plantilla, como se demostró la pasada temporada en la que quedó subcampeón. A un solo partido puede pasar de todo”, opinó Stephan Learch, preparador del cuadro alemán. Como a España tras su gran imagen ante Estados Unidos tanto en el Mundial como en la pasada She Believes Cup, al Barça ya se le considera una seria amenaza a discutir el trono continental. Cracks de relevancia internacional tiene: Jennifer Hermoso, Lieke Martens, Asisat Oshoala o Caroline Hansen son algunos de los claros ejemplos. Sin ir más lejos, la propia Hansen era considerada una de las grandes estrellas del equipo germano antes de fichar por el Barça, probablemente la primera futbolista del nivel top-mundial que recala en un equipo de la Primera Iberdrola.
“Estaban a años luz del Barcelona y esa distancia se ha reducido gracias al trabajo”, asegura Lluis Cortés. Es una nueva oportunidad para un Barça instalado en el peldaño justo por debajo de los grandes, con todo el mérito que supone (sobre todo si empezamos a comparar dirigentes de unas ligas y otras). En su mano estar evitar una nueva final Lyon-Wolfsburg, romper un duopolio que abra la mente de muchos y calle la boca de tantos otros.
Champions League femenina
PSG-Barcelona: Hermoso y valioso gol
25/04/2021 A LAS 12:53
Champions League femenina
PSG-Barcelona: La hora de la verdad (15:00)
25/04/2021 A LAS 07:47