El club azulgrana se quedó cerca de llenar los más de 99.000 asientos del Camp Nou, pero sí que fijó una nueva marca mundial de asistencia en un partido de fútbol femenino superando el anterior récord registrado en el estadio Rose Bowl de Pasadena (Estados Unidos).
El encuentro, el primero oficial que el Barça juega con público en el Camp Nou, también rebasó los 60.739 espectadores que en 2019 registró el Wanda Metropolitano de Madrid en el duelo de la Liga Iberdrola entre el Atlético de Madrid y el Barça, que hasta este miércoles poseía el récord de asistencia en un encuentro de clubes.
Mundial
Los lunes de David Sánchez: Mbappé ya no se come a los niños
HACE UN DÍA
Asimismo, el clásico de este miércoles se convirtió también en el partido de la Liga de Campeones femenina con más afluencia al superar los 50.112 personas que en 2012 acudieron en el Olympiastadion de Múnich para presenciar la final de la máxima competición europea entre el Olympique de Lyon y el Fráncfort.
Pese a la lluvia que durante la jornada cayó en Barcelona, la afición azulgrana se movilizó para acudir al Camp Nou después de que en las últimas semanas la entidad catalana haya hecho llamamientos para llenar el templo azulgrana.
Finalmente, el socio, que podía adquirir entradas gratuitamente, y el aficionado en general, que pudo comprar boletos a precios competitivos, han respondido y han convertido el clásico femenino en un partido para la historia del fútbol.
Fútbol
Enzo Alves, hijo de Marcelo, firma su primer contrato profesional con el Real Madrid
AYER A LAS 10:56
Mundial
El interés del Madrid en Enzo Fernández y el encuentro Xavi-Endrick, nombres del día
29/11/2022 A LAS 09:52