EFE

Un capote sanluqueño en la celebración del Wanda

Un capote sanluqueño en la celebración del Wanda
Por EFE

El 04/06/2019 a las 16:17Actualizado

Sevilla, 4 jun (EFE).- Los olés de la afición del Liverpool en el Wanda Metropolitano tenían un motivo y no era sólo que su equipo había ganado la Liga de Campeones al Tottenham, sino que al fisioterapeuta de los de Anfield, José Luis Rodríguez Robledo, le había salido la reata torera de su padre, el maestro de Sanlúcar de Barrameda José Luis Parada.

El técnico alemán de los 'reds", Jurgen Klopp, atendía a la televisión cuando por detrás se ve a alguien pegando lances, uno detrás de otro hasta rematar con la media entre los olés del enfervorecido 'tendido' de los de Liverpool: el que las pegaba era José Luis Rodríguez, el fisio e hijo de Parada.

La imágenes de televisión y las fotografías identifican al hijo del torero, que además de linimentos, sabe manejar las telas como ya ha demostrado en los pinitos taurinos que ha protagonizado en algún que otro festival, en los que el hijo del maestro de Sanlúcar hace honor a la genética.

No sólo en los primeros momentos de euforia, sino en la posterior celebración de los de Liverpool se puede ver a José Luis con su capote, heredero de los de su padre y una tradición torera de un pueblo que la tiene a raudales, con figuras como él mismo y, además, José Martínez 'Limeño', Julio Vega Marismeño o Paco Ojeda, sobre todos.

Y en menor medida, pero toreros siempre, Manuel Rodríguez 'El Mangui', pareja de novillero exitosa junto a Juan Antonio Ruiz 'Espartaco'; Carmelo García, Luis Taviel de Andrade 'Chivani' o Juan Montiel confluyen en una herencia que cuando el fisio cogió el capote hizo que el césped del Wanda cogiera aires de la plaza del Pino sanluqueña o la de la coqueta de Higuera de la Sierra (Sevilla), de donde es natural.

En el podio en el que los de Klopp recogen la 'orejona', el hijo del maestro Parada no deja de coger el capote con el estilo de la casa, por la esclavina y de pie siempre, un capote que lo compró él mismo en el sastre de toreros Justo Algaba para homenajear a su padre porque a éste no le dio tiempo de enviarle uno de los suyos, como informa esta semana la revista taurina 'Aplausos'.

José Luis Rodríguez Robledo, que no ha podido coronar mejor su primer año en el Liverpool tras haber estado en Catar o la selección iraquí, ha agradecido en su cuenta de Twitter la repercusión de su homenaje al toreo y a su padre.

'Gracias a todos por los gratos comentarios y los no tan gratos.... como decía Curro (Romero), que hablen mal o bien pero que hablen', afirma el fisioterapeuta torero.

0
0