Gerard Piqué fue una vez más protagonista en el Barcelona. Pero en esta ocasión no por su buen hacer en el campo, si no por ser susituido pasada la media hora con todo el estadio Da Luz pidiendo la expulsión del central azulgrana.
Piqué había visto una amarilla clara en el minuto 12 y en el 31 había realizado otra entrada que podía haberle costado la segunda, y la consiguiente expulsión. Con toda la grada exigiendo al colegiado italiano Danile Orsato la segunda amarilla para Piqué, Koeman movió pieza rápido y le retiró dando entrada a Gavi. La salida del canterano no provocó un cambio de sistema, ya que Frenkie De Jong se colocó entre los centrales en el lugar de Piqué y Gavi se situó como interior izquierda.
Champions League
Vota: ¿Quién es el responsable del descalabro europeo del Barça?
HACE 9 HORAS
El central azulgrana puso cara de extrañeza al ver su número en la tablilla de cambios y se marchó al túnel de vestuarios con un semblante serio. No parece que le hiciera mucha gracia la decisión, pero el público no dejó de increpar a Orsato durante todo el partido por no haber echado a Piqué antes de ser cambiado.
Champions League
Así vivimos la eliminación del Barça ante el Bayern
AYER A LAS 17:16
Champions League
Bayern-Barcelona: La 'Era Xavi' busca su primer milagro (21:00)
AYER A LAS 15:48