22 de marzo de 1998. El Inter se juega el Scudetto con la Juventus y para ello tiene que ganar en San Siro ante el eterno rival, un AC Milan que no está pasando por su mejor momento pese a contar con figuras de la talla de Maldini, Weah o Kluivert. El resultado para los nerozurri fue espectacular: un 0-3 inapelable liderado por un jugador que aquella noche eclipsó al mismísimo Ronaldo.
Diego Pablo Simeone solo jugó dos temporadas en el Inter, justo en el periodo intermedio de sus dos etapas en el Atlético de Madrid (1997-1999). Allí ganó una Copa de la UEFA, y aunque no consiguió levantar ningún trofeo nacional (algo que sí lograría en la Lazio) en la memoria de los aficionados queda la noche en la que silenció San Siro con un doblete.
La Liga
Resumen Atlético-Real Sociedad: Suárez emerge ante el líder (2-2)
24/10/2021 A LAS 21:34
Primero un cabezazo imparable a la salida de un córner, en un momento clave del partido, al filo del descanso. Luego sentenció Ronaldo con una vaselina espectacular con el exterior ante Sebastiano Rossi. Cuando el 0-2 parecía definitivo ya casi al final del encuentro, el 'Cholo' cazó un balón al contraataque y se cruzó el campo completamente solo, se deshizo del guardameta y marcó a puerta vacía, aunque Rossi estuvo a punto de frenarle. Simeone se dirigió al banquillo para celebrarlo con una efusividad que todavía le caracteriza. "Lo he hecho, lo he hecho!", iba gritando.
Aquel Inter de Ronaldo, Simeone o Zanetti logró colocarse a un punto de la Juve, que había empatado en Parma, pero no fue suficiente para llevarse el título. El 'Cholo' jugaría cinco derbis ante el Milan, empatando tres, ganando uno (el 0-3 mencionado) y perdiendo otro (un doloroso 5-0 en cuartos de final de Coppa). También anotó en su primer derbi de Milán en 1997 (acabó 2-2) y con la Lazio en un fantástico 4-4 en 1999.

Simeone enla final de la Champios League del 2016 en Milán

Fuente de la imagen: Getty Images

Como entrenador Simeone ha pisado San Siro en dos ocasiones. La primera para ganar al Milan en la ida de los octavos de final de la Champions en 2014 gracias a un gol de Diego Costa (0-1). La segunda, para caer en los penaltis en la final de Champions de 2016 ante el Real Madrid.
"La derrota de la primera final de Champions no fue un fracaso, la segunda sí. Fracaso significa cuando tienes un objetivo y no llegas. En Lisboa veníamos de ganar la Liga, había sido una temporada extraordinaria. Además, el Madrid había sido mejor en los 90 minutos, y en el alargue fueron contundentes. En Milán no. Y que la tanda de penales te lo vuelva a quitar. Yo pensaba ‘¿Cómo hago para volver a levantar esto?”, aseguró en una entrevista. Ahora regresa con ganas de revancha.
La Liga
El tridente Griezmann-Suárez-Joao examina al líder (21:00)
23/10/2021 A LAS 16:25
La Liga
Así vivimos el empate entre Atlético de Madrid y Real Sociedad
22/10/2021 A LAS 19:57