Pocos aficionados del Atlético de Madrid podrían presagiar un final de jornada tan negativo como el que provocó la derrota ante el Milan en la quinta jornada de la Champions. Los de Simeone, a quienes el empate les permitía poder ir a la última jornada a solo un punto de los octavos de final vieron cómo las cuentas dejaban de cuadrar tras un cabezazo en boca de gol del brasileño Messias Júnior.
Este atacante aterrizó en el Milan este curso y apenas había disputado hasta la fecha dos partidos ligueros. Pioli le dio entrada en la recta final y el jugador respondió con un gol que puede valer oro en el futuro europeo del equipo. Pero para conocer la historia de este futbolista nos tenemos que remontar a 2011. Con 20 años, viajó a Turín con su hermano en busca de un sueño en el fútbol europeo. Sin permiso de residencia, comenzó a alternar algunos equipos amateur con un trabajo como repartidor de electrodomésticos.
Champions League
En directo: PSG-Brujas
HACE 29 MINUTOS
El exentrenador del Torino, Ezio Rossi, quiso cambiar el sino de su carrera, pero se topó con una respuesta inesperada: "Vi a Junior e intenté llevarlo al Fossano, pero me dijo que el sueldo que le propusieron era demasiado bajo y prefería seguir siendo repartidor para ayudar a la familia", confesó. Sí logró llevarle con él al Casale en 2015 que competía en la quinta categoría italiana y ahí comenzó su ascenso. Fue entonces cuando comenzó a dedicarse al fútbol en exclusiva.
Pasó por el Chieri antes de estar a punto de jugar en Serie B con la Pro Vercelli, pero los problemas con su pasaporte comunitario frustraron la operación. En la 2019/20, fichó por el Crotone, con quien consiguió el ascenso y llamar la atención de los grandes con nueve goles en su estreno en la máxima categoría. Este verano llegó al Milan cumpliendo su sueño tras una década. En sus primeras palabras como rossonero demostró que, por el camino, no había perdido ni un ápice de su humildad: "En cierto momento no creí en llegar a este nivel, estaba jugando solo para divertirme… En las ligas amateur jugamos durante 10 meses, luego en los otros dos meses trabajaba. Eso me hizo ver los valores de la vida y me empujó mucho. Soy humilde y trabajo para el grupo, y esta es mi fuerza. Se necesita sacrificio, se necesita trabajo…. Sin embargo, nunca pensé en llegar a esa altura. Los sueños se hacen realidad, solo hay que creer en ellos".
Champions League
En directo: Real Madrid-Inter
HACE 33 MINUTOS
Champions League
En directo: Oporto-Atlético
HACE 38 MINUTOS