Felix Brych se convirtió en el protagonista inesperado del Villarreal-Manchester United antes incluso de que el partido comenzara, sin tiempo para que se produjera ninguna polémica. Después de que sonara el himno de la Champions League y se hiciera el sorteo de campo, los jugadores de ambos equipos estaban ya preparados para que rodara el balón, cuando el colegiado alemán se percató de que el sistema de comunicación con su equipo arbitral no funcionaba. El famoso pinganillo con el que se comunica con sus asistentes y con el VAR no daba señal y Brych tuvo que salir corriendo hacia el vestuario.

Felix Brych (Villarreal-Manchester United)

Fuente de la imagen: Getty Images

La imagen en Vila-real fue bastante sorprendente, con los titulares groguets y red devils buscando mantener el calor con varios balones para dar pases en corto mientras la incertidumbre poblaba las gradas de La Cerámica. Varios asistentes de la UEFA se fueron hacia vestuarios junto a Felix Brych para solucionar el problema y la espera se alargó hasta los ocho minutos. Cuando el árbitro volvió a saltar al terreno de juego fue recompensado con una irónica ovación por parte de la afición del Villarreal, protagonizando la pifia de la jornada, que comprometió mucho la programación televisiva, siempre cronometrada al milímetros en los partidos de competición europea.
Premier League
Regreso por todo lo alto de Coutinho a la Premier: Gol y asistencia
15/01/2022 A LAS 19:56
The Emirates FA Cup
⚽ El M. United se mete en dieciseisavos de la FA Cup con un cabezazo de McTominay
10/01/2022 A LAS 22:15
La Liga
Simeone, satisfecho: "Con errores y virtudes, hicimos un buen partido"
09/01/2022 A LAS 22:47