EFE

Isco ejerce de capitán y se reivindica a base de golazos

Isco ejerce de capitán y se reivindica a base de golazos
Por Eurosport

El 06/12/2018 a las 16:58Actualizado El 07/12/2018 a las 10:33

Isco Alarcón fue titular por primera vez desde la llegada de Santiago Solari al banquillo del Real Madrid y además lo hizo como capitán del equipo ante el Melilla y con un golazo nada más comenzar la segunda parte que culminó con un doblete. Un Bernabéu con tres cuartos de entrada no le silbó y pareció perdonarle sus roces con el entrenador y su supuesta indisciplina.

Para el público del Bernabéu, Isco no se toca. Si bien es cierto que el público presente en este trámite de vuelta de dieciseisavos de final no es exactamente el mismo que acude regularmente a los partidos de Liga o Champions, todos los aficionados presentes no cuestionaron al jugador tras estas últimas semanas en las que había sido noticia por sus supuestos problemas extradeportivos y por haber desaparecido de los esquemas de Santiago Solari.

Fue titular por primera vez con el argentino y además lo hizo como capitán. Aplausos cuando su nombre sonó por la megafonía a la hora de las alineaciones, es decir, primer plebiscito ganado. Cuando el balón echó a rodar y el Madrid se sacudió el ímpetu y las primeras ocasiones del Melilla, tanto el malagueño como Marco Asensio se echaron el equipo a las espaldas, por lo que comenzó a fluir un fútbol notable.

Isco, titular por primera vez con Solari y partidazo: ¿Se acabó el debate?

Encuesta
1944 Votos
Sí, el mejor Isco ha vuelto
No, es cosa de Solari
Debe seguir mejorando
Que lo demuestre en un partido grande

Asensio buscó a Isco pero el portero melillense paró el disparo a bocajarro del malagueño, y en los minutos posteriores también participó activamente en buenas ocasiones de gol. Necesitaba unos minutos y unas sensaciones así para, en principio, zanjar este asunto.

Un golazo por la escuadra

Las últimas dudas quedaron resueltas en el minuto 48, nada más comenzar la segunda parte. Un derechazo desde fuera del área que se coló por la escuadra y que puso en pie a todo el Bernabéu y a Solari en particular, que se levantó del banquillo y aplaudió. Por primera vez el futbolista volvió a sonreír y amplió esa mueca de alegría con su segundo tanto, que supuso el 6-1 en el marcador.

Aunque habrá que esperar a citas más ambiciosas para ver si realmente Solari cuenta con Isco y si el jugador es capaz de reactivarse y volver a ofrecer sus mejores dosis de fútbol.

Video - La Copa no es ningún trámite: Isco sonríe, suplentes que se reivindican y canteranos que sueñan

01:08
0
0