Ficha del partido

3- Barcelona: Ter Stegen; Dest (Griezmann 62'), Mingueza (Júnior 77'), Piqué, Lenglet, J.Alba; Busquets (Ilaix 77'), De Jong, Pedri; Messi y Dembélé (Trincao 89').
0- Sevilla: Vaclík; Aleix Vidal )Navas 53'), Koundé, Diego Carlos, Acuña (Rekic 53'); Fernando, Jordán (Munir 105'), Óliver (Ocampos 61'); Suso (Papu 79'), En-Nesyri y De Jong (Rakitic 53'),
La Liga
¿Lo sabías? El golazo de Drenthe al Sevilla que puso el Bernabéu patas arriba
HACE 9 HORAS
Árbitro: Sánchez Martínez, del colegio murciano. Expulsó a Fernando por doble amarilla (91'), Minguella, Jordán, Koundé, En-Nesiry, Trincao y expulsó en el banquillo a De Jong y al preparador físico visitante por las protestas.
Goles: 1-0, Dembelé (12'); 2-0, Piqué (93'); 3-0, Braithwaite (95')
Incidencias: Partido de vuelta de las semifinales de Copa del Rey en el Camp Nou, al que se llegaba con un resultado en la ida de 2-0 para el Sevilla.

Resumen Barcelona-Sevilla: Abonados a la épica

1ª parte

Salida en tromba de un irreconocible Barcelona, con un fútbol fulgurante que generó cuatro ocasiones claras en los diez primeros minutos. Y superado el Sevilla de Lopetegui, al que Koeman volvió a ganar la batalla en la pizarra. Después de cuatro avisos, una pared de Dembelé y Messi se quedó enredada en los pies del francés que caracoleó en el borde del área hasta hacerse hueco y soltar un obús que entró por la mismísima escuadra de Vaclík. Pasados diez minutos escasos, el Barça ya había recorrido la mitad del camino. El duelo era nervioso, áspero, con mucha tensión en todas las jugadas. Koeman acertó de nuevo abriendo los carriles con tres centrales atrás y Dest y Alba muy arriba manchándose las botas de cal. El Sevilla estaba incómodo, sin concretar y perdiendo demasiado rápido la pelota. Cada ataque del Barcelona acababa en remate con mucho desequilibrio por banda. A la media hora el partido era un asedio azulgrana. Acuña había sacado un balón bajo palos y los once jugadores del Sevilla defendían en su área. Al descanso se llegó con una imagen irreconocible de los de Lopetegui y muy cómoda de los de Koeman. El mejor Barcelona de la temporada contra el peor Sevilla del curso.

2ª parte

Comenzó la segunda mitad más equilibrada, pero Lopetegui decidió cambirar el dibujo y meter a Rakitic por De Jong, apuntalando su mediocampo con un jugador más para no estar a merced de los azulgrana. El Sevilla, incapaz de mantener la pelota en su poder, se aculó en su área ganando robustez y se remangó para defender la renta buscando aprovechar alguna contra. Decayó el ritmo tanto que Koeman decidió arriesgar sacando a Griezmann en lugar de Dest. Recuperaba el 4-3-3 para tener más presencia arriba y abrir el campo entrando por fuera. Dos llegadas de Demeblé como extremo terminaron con una espectacular volea de Alba que hizo temblar el larguero. Y en una de esas contras visitantes Ocampos, que había saltado después de regresar de su lesión de tobillo, forzó un penalti de Mingueza. Él mismo lo lanzó, pero Ter Stegen acertó y lo detuvo. El partido entró en una fase de dominio infrectuoso de los de Koeman, que llegaban pero no concretaban entre la maraña de piernas sevillistas. El asedio final valía de poco, hasta que un centro de Griezmann fue rematado en el minuto 93 por Piqué a la red. A la prórroga y con superioridad numérica tras la expulsión incuestionable de Fernando por doble amarilla. Partido nuevo.

Prórroga

Y el añadido comenzó con un Sevilla hundido, anímicamente y posicionalmente. Lo que aprovechó Alba para envar un centro al corazón del área, donde Braithwaite cabeceó a gol el tercer tanto y selló el pase para la final de los de Koeman. Aunque pudo no ocurrir eso porque un centro al área del Barcelona terminó pegando en la mano de Lenglet y después de consultar al VAR, el árbitro no lo pitó para enfado monumental de los sevillistas. Poco más se jugó en la primera parte de la prórroga, que se convirtió en un carrusel de protestas y tarjetas. En la segunda parte de la prórroga lo más relevante fueron las molestias de Piqué en su rodilla mala que hicieron que generaron pánico en el banquillo azulgrana. El Barcelona jugará la final, Koeman podrá ganar un título y Messi retirarse levantando un trofeo. El Sevilla no fue el equipo grande que había sido hasta ahora en la Copa y acabó pagando el haberse acochinado en tablas todo el partido.

El VAR

Decidió no pitar como penalti la mano de Lenglet en el salto con Ocampos, entendiendo que no era mano voluntaria. Decisión muy polémica que pone el foco sobre la decisión de la sala VOR.
La Liga
Mateu, el Collina español: Un árbitro diferente y que ya no deja jugar tanto
HACE 13 HORAS
La Liga
Mateu Lahoz arbitrará el Barcelona-Atlético
HACE 19 HORAS